X
VENEZUELA >

Maduro afirma que existe un plan de la ultraderecha para matar a Leopoldo López y acusar al Gobierno

   

EUROPA PRESS | Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha afirmado este domingo que existe un plan de la ultraderecha para matar al líder del partido político opositor Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, y acusar al Gobierno del suceso.

“Ya se había cruzado la información de que la ultraderecha estaba buscando a Leopoldo López para provocar una tragedia y echarnos al culpa a nosotros”, ha dicho, según ha informado la agencia estatal venezolana de noticias, AVN.

“La ultraderecha, una vez más en su locura para provocar la crisis política, que no ha podido, ha pensado en acabar con su vida, señor López, se lo digo para que después no vayamos a la guerra entre hermanos; y nosotros haremos todo lo posible para evitar eso”, ha agregado.

Así, ha asegurado que la propia familia de López “ha informado a través de un funcionario que desde hace tres días anda una gente con uniformes del Sebin y armas de fuego rondando sus casas”.

“Cuando nosotros revisamos, no había ningún cuerpo del Sebin en la calle buscando a Leopoldo López”, ha manifestado, antes de recalcar que el Gobierno apoya la mediación del Ministerio Público para que la entrega de López a las autoridades tenga lugar de forma pacífica.

El propio López ha anunciado este domingo a través de un vídeo difundido por la red social Twitter que el próximo martes se entregará al Gobierno venezolano, que le acusa de la ola de violencia que el pasado miércoles sacudió Caracas.

El líder opositor ha convocado una marcha desde Plaza Venezuela, “donde el pasado 12 de febrero despertó una llama de esperanza para el cambio”, hasta la sede del Ministerio de Interior, Justicia, Paz, “lugar que se ha convertido en el símbolo de la represión”.

“Estaré allí para dar la cara”, ha anunciado. “Se ha dicho durante los últimos días que me quieren ver preso, pues allí estaré para dar la cara porque no tengo nada que temer, no he cometido ningún delito, solo he sido un venezolano comprometido con nuestro país”, ha dicho.

López ha explicado que invitará a los venezolanos “a caminar hasta un punto” a partir del cual seguirá solo para entregar una serie de peticiones al Ministerio de Interior, Justicia y Paz. “Si hay alguna decisión de detenerme ilegalmente pues ahí estaré”, ha reiterado.

El exalcalde del municipio de Chacao ha dado instrucciones precisas a sus seguidores. “Ese día tenemos que salir, como siempre lo hemos hecho, pacíficamente, incluso les pido que vayamos vestidos de blanco para significar nuestro compromiso con la paz”, ha apuntado.

El jefe de VP ha aclarado que “no quiere que se ponga en peligro la seguridad de ningún compatriota”, pero ha considerado “que hoy más que nunca hay que dar la cara”.

JORNADA VIOLENTA

El pasado miércoles, oficialismo y oposición salieron a las calles para celebrar el Día de la Juventud y, aunque en un principio las marchas transcurrieron con normalidad, finalmente se produjo un enfrentamiento a la altura de la sede de la Fiscalía.

De acuerdo con la oposición, un grupo de estudiantes se desvió hacia el Ministerio Público para exigir la liberación de los compañeros detenidos en semanas anteriores y uno de los llamados colectivos –grupos de choque pro gubernamentales– les interceptó.

El Gobierno, en cambio, asegura que los estudiantes se dirigían a la sede de la Fiscalía con la intención de asaltarla y que las fuerzas de seguridad se lo impidieron, aunque no ha explicado la presencia de estos colectivos.

Como consecuencia de ello, un policía y miembro de estos colectivos y un joven murieron, a los que horas después se sumó otro estudiante en Chacao. Además, 66 personas resultaron heridas y unas 120 fueron detenidas, según el Gobierno –200, según varias ONG–.

El Gobierno ha acusado a López de orquestar los enfrentamientos frente a la sede del Ministerio Público y ha ordenado su captura como “autor intelectual”. López ha restado importancia a las amenazas y ha instado a “marchar con irreverencia”.

Desde entonces, oficialismo y oposición han vuelto a salir a las calles. Los estudiantes han protagonizado manifestaciones en varias ciudades para exigir la liberación de los detenidos, lo que ha dado lugar a nuevos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

El Ejecutivo ha advertido de que “se está gestando un golpe de Estado” que “podría llevar a Venezuela a una guerra civil”. Maduro ha aclarado que “no cederá ni un milímetro de su poder” y que, de ser necesario, llevará la Revolución Bolivariana “más allá de sus límites”.