X
al golpito > Rafa Lutzardo

Miguel Velázquez – Por Rafa Lutzardo

   

Escribir o hablar sobre la vida del que fuera excelente boxeador profesional de boxeo y único campeón mundial de los pesos ligeros que ha dado Canarias y en la parcela militar, Miguel Velázquez, ocuparían muchísimas páginas y horas de conversación. No quiero entrar de lleno en su palmarés deportivo porque ya están reflejados en los anales de la historia del boxeo de lo más grandes. El del barrio de El Toscal y más tarde de Taco, barrio popular de La Laguna; vive actualmente en Tenerife. Logró todo en el boxeo, olimpiadas, mundiales, europeos y muchos reconocimientos importantes. Su rostro sigue siendo jovial, motivado por no tener secuelas por los guantes de sus oponentes, tras estar en activo como profesional durante 16 años. Un total de 74 peleas, con 67 ganadas, 33 ante el límite; cuatro derrotas y tres nulos. Mantuvo peleas muy duras ante grandes rivales como Pedro Carrasco, Ken Buchanan, Saensak Muangsurin, Antonio Puddu, Chris Fernández, Josué Márquez, Domingo Barreras Corpas, etc. Miguel Velázquez es campeón del mundo en el peso ligero, campeón del mundo en la humildad, campeón del mundo en nobleza y campeón del mundo de los amigos. Catedrático de la vida en la especialidad de la humildad, generosidad, nobleza y solidaridad. Merecedor de un reconocimiento popular y sobre todo de llevar su nombre en unas de las calles, plaza o avenidas de Santa Cruz de Tenerife. El Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento y Cabildo de Tenerife deberían de tener en cuenta el valor humano y la exitosa carrera deportiva de esta extraordinaria persona, pues no en vano, y durante muchos años, llevó el nombre de Canarias con orgullo por toda Europa y gran parte del mundo, con dignidad, elegancia y caballerosidad. Su experiencia como deportista podría aportar mucho a los jóvenes, especialmente alejarles del mundo de las drogas, teniendo como antídoto el deporte. Tampoco se olvida de todos aquellos boxeadores canarios que tantas noches les dieron un gran prestigio a todo el Archipiélago canario. Miguel Velázquez es consciente de “que cuando estás en la cúspide de la fama todo el mundo se acerca a ti, pero cuando ya dejas de ser protagonista, casi nadie se acuerda de quien fue en el mundo del deporte de las doce cuerdas”. Cuarenta años viviendo en Madrid no han sido excusa para recordar y echar de menos Canarias, la tierra que le vio nacer y crecer. Padre de tres hijos universitarios. Impartió cursos de boxeo en Centroamérica, en El Salvador. Hoy vive en la localidad costera de San Andrés. Un campeón mundial que vive del “jardín” de sus recuerdos. Gracias, amigo, por enseñarnos tantas cosas.