X
venezuela >

El ministro de Asuntos Exteriores pide que se aclare la muerte del español con raíces canarias en las protestas

   

EUROPA PRESS | Valencia / Santa Cruz de Tenerife

El Consulado y la Embajada de España en Venezuela han pedido a las autoridades del país que investiguen y aclaren la muerte del ciudadano español y de padre de La Orotava Wilmer Juan Carballo Amaya de 43 años y la agresión a otro que ha resultado herido durante una protesta en el estado de Aragua, en el norte del país.

Así lo ha indicado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, al ser preguntado por estos hechos, tras participar en Valencia en la inauguración de una cumbre de expertos para una estrategia común del agua.

García-Margallo ha señalado que “al parecer” el hombre muerto no formaba parte de la manifestación pero “resultó alcanzado y desgraciadamente ha fallecido”. Asimismo, ha destacado que la Embajada y el Consulado han estado en “contacto permanente” con la familia y han pedido a las autoridades venezolanas “el esclarecimiento del fallecimiento”.

Respecto al español que ha resultado herido, ha explicado que el Consulado y la Embajada le han garantizado asistencia sanitaria y también han pedido una investigación de los hechos. En esta línea, García-Margallo ha señalado que las autoridades venezolanas han asegurado que ya han puesto en marcha una investigación y ya hay “algún resultado positivo”, pero “habría que esperar”.

El ministro también ha subrayado que desde el Gobierno están “en contacto permanente con nuestros socios de la Unión Europea y de la comunidad iberoamericana para pedir que se cese la violencia y se restablezca la calma y el clima de estabilidad en un país tan cercano para nosotros como es Venezuela”.

Wilmer Carballo, de 43 años de edad y de padre orotavense, falleció ayer de un tiro en la cabeza a las mismas puertas de su casa, en Cagua (estado de Aragua), mientras junto a otros vecinos defendía la urbanización del ataque de un grupo de prochavistas que llegaron al lugar en motos. Es la víctima número catorce desde que se iniciaran las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Según confirmó a Europa Press José García, coordinador del partido Primero Justicia en Canarias, lo describe como una persona “muy vinculada” a la comunidad isleña en Venezuela. Wilmer, que había manifestado su oposición a Maduro, se encontraba defendiendo su urbanización, según publica El Mundo, de una banda de moteros que estos días imponen el pánico en Cagua, gobernada por el general Eusebio Agüero.

Casado y con dos hijos, de 17 y de 10 años, Wilmer regentaba un restaurante de sushi junto a su mujer (hija de tinerfeño y de gallega, de Santiago) en Cagua y un comedor en la ciudad de Valencia, informa también el mencionado rotativo madrileño.

Se trata de la segunda víctima de origen canario en los disturbios de los últimos días, pues el pasado 12 de febrero un hombre con ascendencia en Icod de los Vinos resultó herido de bala.