X
granadilla >

Las obras del recinto ferial estarán acabadas en marzo

   
reunión Ayuntamiento y Vecinos de San Isidro

El alcalde del municipio, Jaime González Cejas, explicó a los vecinos los proyectos previstos en San Isidro. / DA

DIARIO DE AVISOS | Granadilla

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona celebró el jueves una reunión, a petición de la asociación de vecinos de San Isidro, para abordar diferentes proyectos realizados y otros que están previstos para este núcleo que cuenta con la mitad de la población del municipio. El alcalde, Jaime González Cejas, acompañado del primer teniente alcalde, Esteban González, y concejales, además del presidente del citado colectivo, Pedro Rodríguez Gaspar, trasladaron a los vecinos diferentes asuntos de interés para la población.

Las obras del recinto ferial y el proyecto del tanatorio fueron dos de los temas tratados en la reunión. González Cejas manifestó con respecto al primer proyecto de la actuación se prevé que esté concluida para el mes de mayo con la finalidad de albergar allí las fiestas en honor a San Isidro Labrador. La obra, cuya inversión ronda los 250.000 euros, se encuentra muy próximo a la iglesia parroquial y junto a las dependencias del SAC, con el objeto esencial de que puedan celebrarse los actos festivos, tal y como se venían desarrollando años atrás.

En cuanto a los datos técnicos del proyecto, se procederá a rebajar el muro que rodea el recinto para mejorar la vista de la explanada; se colocarán áreas ajardinadas y se edificará un escenario con sus correspondientes gradas. También se prevé eliminar el parque infantil de manera provisional y se creará una cancha deportiva con su área de asientos.

El centro social o tanatorio fue otro de los asuntos de interés planteados en el encuentro. Sobre ello, se informó de que dado el rechazo mostrado por la población para la utilización de este inmueble como sala velatorio, se está trabajando para que los salones parroquiales utilizados con anterioridad con este fin puedan ser reformados y seguir teniendo dicho uso, previo acuerdo con el Obispado. El nuevo tanatorio, construido durante el mandato anterior, podría ser destinado a diferentes usos municipales, como puede ser el de servicios sociales, y trasladar hasta allí la Unidad de Trabajo Social (UTS) de San Isidro, que atiende a una media de 2.000 personas mensualmente.