X
santa cruz >

Las obras en la ladera de Tahodio refuerzan la seguridad de 100 casas

   
 ladera tahodio

Las obras durarán seis meses y rehabilitarán unos 6.000 metros cuadrados del talud con la instalación de mallas o redes de protección. / S. MÉNDEZ

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz ha comenzado a ejecutar los trabajos contra el riesgo de desprendimientos en la ladera de Tahodio, integrada en la zona de servicios portuarios, que se prolongarán durante seis meses y que supondrán la rehabilitación de una superficie de 6.000 metros cuadrados y el refuerzo de la seguridad de un centenar de viviendas y un colegio.

En líneas generales, la materialización de este proyecto, adjudicado a finales de 2013, consistirá en el despliegue de unas mallas o redes de protección que contengan los desprendimientos que puedan llegar a producirse, otorgando la necesaria seguridad a los vecinos de la zona y usuarios del colegio Miguel Pintor.

Las actuaciones en el talud comenzaron el pasado 13 de febrero con la construcción de lo que técnicamente se denomina “caballón de tierra”, una barrera que alcanza entre dos y tres metros de altura y sirve de contención a los materiales que puedan irse desprendiendo mientras se ejecuta la obra. El terreno anexo al caballón es especialmente blando, evitando así el rebote de los mismos. El segundo paso se iniciará ya esta semana al encontrarse en la Isla los especialistas que en breve comenzarán a trabajar en toda la zona, “picoteando” el talud para preparar las denominadas “líneas de vida”, en las que poder anclar sus herramientas con seguridad habilitando así sus zonas de acción.

Concluida esta fase y tras ubicar las mallas en lo alto de la ladera, procedimiento que podría realizarse mediante grandes grúas o un incluso un helicóptero, se desplegarán las mismas y comenzará la fase realmente dura de los trabajos consistente en agujerear la pared para fijar los anclajes en los que se engancharán las mallas. Este proceso será especialmente ruidoso, motivo por el que desde Puertos de Tenerife se solicita a los vecinos de la zona su comprensión, teniendo en cuenta que, una vez concluidos los trabajos, se evitará que se repitan episodios de desprendimientos peligrosos, como el acontecido en enero de 2011. Al igual que el caballón otorgará una especial protección y seguridad a la trasera del colegio Miguel Pintor, la construcción de una barrera dinámica hará lo propio con la trasera de las cien viviendas existentes junto a la ladera.