X
política>

El Parlamento aplaza el debate de la ley turística tras el aviso de Soria

   
El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, interviene en un pleno del Parlamento regional. | S. MÉNDEZ

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, interviene en un pleno del Parlamento regional. | S. MÉNDEZ

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

Todo es posible siempre que sea probable. Pero del Parlamento de Canarias a veces se puede esperar cualquier cosa menos lo esperado. Ahora resulta que los grupos del Ejecutivo querían despachar en el pleno del referéndum sobre las prospecciones petrolíferas la proposición del Cabildo de Gran Canaria de modificación de la ley de renovación y modernización turística de mayo de 2013 para que se permita la construcción de nuevos hoteles de cuatro estrellas.

Tras haber sido calificada hace semanas por la Mesa del Legislativo, nacionalistas y socialistas habían dado largas hasta conocer lo que haría el Gobierno de la nación al respecto. En la reunión de ayer, la Junta de Portavoces dejó la iniciativa fuera del orden del día de la próxima semana porque la oposición (básicamente, Nueva Canarias) recelaba del “interés partidista” de la coalición. “Sus prisas son sospechosas”, ponen de manifiesto fuentes de la organización que preside Román Rodríguez. “Pretendían que la propuesta se diluyera en una sesión en la que los focos mediáticos se dirigen a la solicitud de la consulta popular sobre los sondeos autorizados a Repsol en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura. Lo iban a mezclar todo”. Desde el otro lado llaman la atención acerca de ese “repentino cambio de opinión”.

Ante el “veto” de la mayoría a la inclusión de la proposición grancanaria en la agenda de principios de febrero, NC registró una moción en la corporación insular con el argumento de que CC y el PSOE “vulneran los legítimos derechos” del Cabildo y acometen una utilización “fraudulenta” del reglamento de la Cámara regional. En NC sañalan que al promotor le asiste el “derecho a decidir el momento de la discusión”. A juicio de Nueva Canarias, “juegan a confundir y a liar con el pretexto del conflicto [jurídico y político] con el Ministerio de Turismo”. Así estaban las cosas antes de que José Manuel Soria informara, este domingo, de la presentación de un recurso de inconstitucionalidad al cerrarse “en falso” el diálogo abierto entre las dos administraciones públicas en el marco de la comisión bilateral.

Sorpresa y temor
Inseguridad jurídica. Las patronales canarias se muestran preocupadas. El presidente de la CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, alertó ayer de que el recurso del Gobierno central contra la nueva moratoria turística “aleja” a los inversores debido al incremento de la inseguridad jurídica. En la misma línea, su homólogo de la CCE, Agustín Manrique de Lara, calificó de “mala noticia” el anuncio del ministro José Manuel Soria.

Negociaciones. El viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández de la Puente Armas, puntualizó que las negociaciones sobre la ley turística siguen abiertas a falta de una comunicación formal que las zanje. “Debe ser el Consejo de Ministros el que confirme la decisión de llevar la ley turística al Tribunal Constitucional”, arguyó.

Legalidad. La portavoz parlamentaria del PP, Australia Navarro, se pregunta: “¿Por qué en las filas del Gobierno de Paulino Rivero temen que el Constitucional dictamine sobre la legalidad de la moratoria turística canaria, que arbitrariamente prohíbe la construcción de hoteles de nueva planta de 4 estrellas en suelo de uso turístico ya calificado?”.