X
sucesos>

Pierde un ojo el joven atropellado y atacado a machetazos en La Victoria

   

TINERFE FUMERO Santa Cruz de Tenerife

El joven veinteañero que sufrió una brutal agresión a manos de otros dos varones en La Victoria de Acentejo a finales del mes pasado ha perdido un ojo como consecuencia del terrible ataque, según información captada por vías extraoficiales y refrendada con posterioridad en fuentes cercanas a la investigación.

Como recordarán los lectores, la víctima de este suceso fue atacada en plena vía pública del referido municipio norteño en la tarde del domingo 27 de enero, y fue noticia en la práctica totalidad de los medios de comunicación de las Islas por lo violento del incidente.

Como entonces informó la Oficina Periférica de Comunicación de la Comandancia provincial de la Guardia Civil, la agresión en sí tuvo lugar de día en la céntrica carretera general de La Victoria.

Los dos hermanos arrestados por estos hechos atropellaron al agredido en la calle para, posteriormente, bajarse del vehículo y golpear en la cabeza a la víctima con un machete, causándole graves lesiones que obligaron a los sanitarios, tras atenderle en el lugar del suceso, a un posterior traslado a un centro hospitalario. Si bien los especialistas del Hospital Universitario de Canarias lograron salvarle la vida, nada pudieron hacer por su ojo derecho. Precisamente, ayer recibió el alta médica tras tres semanas ingresado.

Apresados en unas horas
Los agentes de la Guardia Civil designados al caso arrestaron a los dos sospechosos horas después de los hechos como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Tras tomarles declaración, ambos pasaron aquella noche en el cuartel de Tacoronte y al día siguiente fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, que en este caso es el juzgado de instrucción del partido de La Orotava. Desde aquel momento y antes entonces, los dos permanecen encarcelados a cuenta de estos hechos.

Igualmente, cabe recordar que tanto los supuestos agresores como el agredido son vecinos de La Victoria de Acentejo y ya se conocían.

De hecho, antes de la agresión se sabe por la Comandancia provincial del Instituto Armado que hubo una riña entre ellos, y que tal pelea se encuentra, al parecer, en el origen del tremendo ataque posterior.