X
NACIONAL >

La Policía investiga la sala donde declaró la infanta

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Nacional se encontraban esta mañana reconstruyendo de forma visual cómo se produjo la grabación de la infanta Cristina mientras declaraba como imputada el pasado sábado ante el juez José Castro. Para ello, cuatro agentes han acudido a los Juzgados de Via Alemania y han accedido a la sala donde compareció la duquesa de Palma, a fin de que cada uno de la decena funcionarios del Juzgado de Instrucción número 3 les expliquen qué vieron y de qué forma estaban situados cada uno de los asistentes.

Los agentes, tres hombres y una mujer, vestidos de paisano, llevan toda la mañana en la sala de vistas con los funcionarios, quienes de uno en uno están acompañando a los efectivos al interior de la dependencia para colaborar en el esclarecimiento de los hechos mediante una reconstrucción individual. Los policías están así recreando lo que sucedió mediante un croquis virtual en el que están ubicando a cada una de las personas que estuvieron presentes en la declaración de la hija del Rey.

Del mismo modo, la Policía se está poniendo en contacto con el resto de asistentes, entre quienes se encuentran los más de treinta abogados que estuvieron en la comparecencia, con el objetivo de determinar de forma definitiva quién grabó en vídeo a la Duquesa de Palma, según informaron fuentes de la investigación a Europa Press.

Mediante estas diligencias de prueba, el cuerpo pretende acotar sus pesquisas en torno al autor de los hechos, quien sería interrogado una vez confirmadas sus hipótesis. Así, contemplan preguntar a todos los asistentes -excepto a la Infanta, precisaron- sobre si, desde la posición en la que se encontraban, vieron a la persona que realizó la filmación.

El pasado martes la Policía ya efectuó una primera reconstrucción de los hechos en la sala de vistas en la que tuvo lugar la deposición a fin de indagar los ángulos desde los que pudo haberse fotografiado y grabado en vídeo a la hija del Rey.

De forma paralela, varios agentes acudieron este miércoles a la sede de la empresa que difundió el vídeo. Los efectivos, que colaboran con la Jefatura Superior de Policía de Baleares en estas pesquisas, se personaron, por orden del Juzgado de Instrucción número 11 de Palma, en las dependencias de la plataforma Wouzee, en Madrid, para requerir datos que aclaran quién fue concretamente el responsable de distribuir la grabación.