X
sucesos >

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detiene a un hombre por conducción temeraria

   
Patrullas de la Policía Local y la Unipol

Vehículos patrulla de la Policía Local y la Unipol en el Recinto Ferial. | POLICÍA LOCAL

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detuvieron a dos personas durante la madrugada del pasado sábado en la capital tinerfeña. Uno de los detenidos fue un varón, de 24 años de edad, que condujo de forma temeraria poniendo en riesgo a otros usuarios de la vía. El arrestado fue identificado como M.A.P.G. y realizó diversas maniobras peligrosas en la avenida Francisco La Roche, frente a una conocida discoteca de la zona. La otra detenida fue una joven que iba como acompañante en el mismo vehículo y que se resistió al arresto del hombre, la chica de 18 años de edad, fue identificada como G.B.R.

Los hechos se iniciaron sobre las 5:30 horas del sábado, cuando una patrulla policial observó como un vehículo realizaba maniobras prohibidas y peligrosas en la avenida Francisco La Roche. Los agentes le dieron el alto al conductor, quien no hizo caso a las indicaciones de los policías y comenzó una huída en la que se saltó varios semáforos y realizó giros prohibidos a gran velocidad. La persecución se inició en dirección hacia la rambla de Santa Cruz, aunque el arrestado acabó volviendo a la citada avenida para dirigirse hacia el túnel de la Vía Litoral. A gran velocidad continuó en dirección hacia la salida de la ciudad, realizando incluso un trompo en la rotonda de la avenida Tres de Mayo, donde el arrestado trató de arrollar a un agente que se interpuso en su camino. Con el apoyo de otros vehículos policiales, se persiguió al Citroen Saxo, de color gris, conducido por el detenido por el túnel de la avenida Tres de Mayo.

La persecución continuó por la TF-5, en dirección hacia La Laguna, cuando los policías locales santacruceros lograron bloquear el avance del vehículo con los tres vehículos patrulla. Una vez bloqueado el coche, los agentes tuvieron que extraer al arrestado de su coche, ya que se resistió fuertemente a la detención. Una vez engrilletado, la acompañante del citado vehículo la emprendió contra los agentes y, aunque al final trató de huir del lugar corriendo, fue alcanzada por los policías a los que golpeó en varias ocasiones.

Finalmente se trasladó a los detenidos a un centro de salud y, posteriormente, a las dependencias policiales. Por su parte el vehículo fue retirado por la grúa municipal hasta el depósito.