X
galicia >

La Policía requisa documentos en la Zona Franca de Vigo sobre obras

   

EUROPA PRESS | Vigo

Varios agentes de la Policía Judicial se han presentado en las oficinas del Consorcio de la Zona Franca de Vigo para reclamar documentación relativa a obras adjudicadas a la empresa constructora Eiriña, según han confirmado a Europa Press fuentes de este organismo.

Los policías acudieron a las oficinas de Zona Franca en Bouzas a media mañana del miércoles para solicitar la documentación sobre dos contratos de obras adjudicadas a la empresa Eiriña. Ésta es una de las empresas que está siendo investigada en el marco de la Operación Patos, sobre supuestas irregularidades en la adjudicación de obras públicas, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo.

Fuentes de Zona Franca han precisado que “no hubo ningún registro”, sino que los agentes reclamaron documentación sobre los contratos con Eiriña. En concreto, se les facilitaron dos expedientes relativos a dos actuaciones en Porto do Molle (Nigrán), y en el Parque Tecnológico de Valladares, en Vigo.

La primera obra fue el acondicionamiento de espacios alrededor del Centro de Negocios de Porto do Molle, una obra que fue terminada en julio de 2013, y que se adjudicó por 529.000 euros (sin IVA). La segunda fue el acondicionamiento de espacios en el edificio de servicios del Parque Tecnológico y Logístico de Valladares; en este caso, es un contrato adjudicado por 828.000 euros (sin IVA), pero que “no ha sido firmado”.

Además de la Zona Franca de Vigo, la Policía se ha incautado de diversa documentación y expedientes en varios ayuntamientos y organismos en Vigo, Nigrán, Ponteareas, Santiago, Pontevedra y Ourense.

En el marco de esta operación fueron detenidas cinco personas, entre ellas el concejal de Vías y Obras de Nigrán, el administrador de Eiriña y su director general, el jefe de Cespa en Galicia y un técnico de esta empresa. Todos ellos quedaron en libertad tras pasar a disposición judicial, aunque están imputados por los supuestos delitos de tráfico de influencias y cohecho. Al edil nigranés, además, se le imputa un supuesto delito de prevaricación.