X
lucha>

El Pollo es mucho Pollo

   
Marcos Ledesma hace su trabajo y se elimina con Álvaro Déniz. | J. G.

Marcos Ledesma hace su trabajo y se elimina con Álvaro Déniz. | J. G.

LUIS DE LA CRUZ | La Victoria

Encuentro para enmarcar, disfrutar y decir con la boca llena que la lucha está viva y bien viva. El Rosario Estación de Servicio El Mirador se clasificó para la final de la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría porque ganó en la ida, por 12-9 y en la vuelta por 11-12.

Quien no vio la lucha puede decir que El Rosario se clasificó son problemas. No fue así, estuvo durante casi todo el encuentro fuera de ella. El Victoria hizo un encuentro casi perfecto; lo bordó pero le faltó chispa a Fabián Rocha para aguantar a un vendaval llamado Agustín González Pollo de La Candelaria. El grancanario se olvidó de que tenía un esguince en la rodilla y, pese a caer con el güimarero en la primera brega, la segunda fue bien de caderas y Rocha no pudo aguantar la acometida. Con empate a luchas, estaba convencido a que tenía que ir por el rival, como a él más le gusta: a toque de pito. Atravesada por fuera marca de la casa y de esa manera le daba la clasificación a su equipo, cuando el marcador reflejaba, un 11-10 favorable a los victorieros. A partir de ese momento superó a Lino Quintero, quien estuvo sensacional al tumbar al Peto y también sentenció ante Jairo de la Paz.

Marcos Ledesma estuvo discreto y cumplió con su trabajo porque no se desgastó ante Fermín Rocha y más tarde se eliminó junto a Álvaro Déniz. Por el Victoria destacó Raúl González: dos puntos de oro al tirar a Abián Guillén y sorprender a Alejandro Afonso. Más tarde se eliminó con Fran del Toro. La actuación tanto en la ida como en la vuelta del grancanario fue determinante para que su equipo se metiera en la gran final.

Ahora e independientemente de quien sea el rival del Rosario en la final, los valleros prefieren disputar la misma el próximo sábado, a partir de las 21.00 horas, en el terrero de Santa Úrsula.

El Victoria, pese a quedar fuera de la final, demostraron que tienen un gran equipo. Sus luchadores y entrenador vendieron cara la derrota y se lamentan de la actuación arbitral en la luchada de ida.