X
entre cortados > Arun Chulani

Quinces de febrero – Por Arun Chulani

   

Un día después del tan bonito Día de los Enamorados, de las rosas y los corazones, parece que la magia se esfuma del ambiente para no aparecer hasta un tiempo. Lejano. Muy lejano. Parece que San Valentín se ha creado, para muchos, como un día en el que puedes justificar tu amor, lo que sientes… o lo que Chanel te quita de tu cartera. Día que, contra todo pronóstico, no creó El Corte Inglés en sus comienzos: existe desde la Edad Media. Día con velas, con cenas románticas, con tarjetas de crédito a fuego y promesas. Muchas promesas. Y llegamos al hoy, el día después, la resaca del pastel… y se acabó lo prometido. Nadie le da importancia al 15 de febrero, el pobre día 15. El nunca recordado… normal. ¿Pasa algo este día? La respuesta general podría ser que no, pero no es eso lo que dicen los resultados del estudio de David McCandless, periodista británico. Analizando los datos públicos de Facebook, de lo que la gente publica en su estado personal, realizó un gráfico para saber cuándo se daban más rupturas sentimentales. 10.000 personas para averiguarlo. ¿El resultado? Dos fechas del año concretas: una, dos semanas antes de la Navidad (oh, preciosa Navidad); la otra, el día siguiente de San Valentín. Hoy. Del todo a la nada. Del amor al odio. Del cariño al dolor. Y así unirse al dolor de la tarjeta de crédito, que sufrió ayer con tanto regalo… En fin: ya tienes una estadística con la que recordar este día. Preguntón como siempre, pregunto… ¿por qué ocurrirá eso? ¿Rupturas después de tanto amor? Quizás por no acordarse del día de los enamorados. Otra opción puede ser que todo lo prometido se olvide tras haber met… perdón, dormido, sin cumplir ni el primero de los juro. O, sencillamente, exceso de regalos. Sí, exceso. El momento en el que se cae en la cuenta de que no se quieren materialismos, ni un día en el que llenarse de joyas, de “te quieros” y de peluches en la cama. Tampoco que sea el día de ducha o pensar en el otro. Será que te has dado cuenta de que prefieres pequeñas raciones, que una de golpe. Amor durante todo el año. Por sorpresa. De manera natural. Emocional. Que la magia dure mañana, pasado… y todos los quinces de febrero.

@arunchulani