X
FUTURO PLURAL >

Las razones del ecologismo – Por Pedro Fernández Arcila

   

En el año 2001 la Coordinadora de El Rincón llevó a los juzgados el convenio urbanístico por el que el Ayuntamiento de Santa Cruz compraba por 53 millones de euros el frente de playa de las Teresitas. Los tribunales canarios inadmitieron el recurso pero los ecologistas no se rindieron y recurrieron al Tribunal Supremo que, tiempo después, validó sus argumentos y anuló el pelotazo de la compraventa. La Coordinadora El Rincón, cuyo presupuesto anual sólo alcanza para pagar con dificultades el alquiler de su local, había doblegado a toda una caterva de rufianes que se creían que podían administrar el dinero público a su antojo.

En el año 2005 Ínsula Viable denuncia a la fiscalía el entramado de corrupción que rodea a la operación urbanística de la playa de las Teresitas. Ocho años después el Tribunal Supremo procesa al anterior alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo.

En el año 2007 la Asociación de Amigos de la Playa de Las Teresitas Anaga y su Litoral y la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) denunciaba ante la Fiscalía la construcción de un edificio de aparcamientos y locales comerciales que invadía el dominio público marítimo terrestre. Antes de presentar esta denuncia, ATAN había interpuesto más de siete recursos ante los tribunales contra Costas, Consejería de Turismo, el Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz por estas obras ilegales. Toda la documentación que generaron esas demandas judiciales sirvieron a la fiscalía para alimentar la acusación que ha finalizado en la sentencia penal más importante que ha conocido nuestro municipio en todos sus años de historia, imponiendo a tres concejales y tres funcionarios penas de inhabilitación y cárcel así como sufragar el coste que suponga la demolición del denominado mamotreto.

Estas breves pinceladas, referidas exclusivamente al affaire de Las Teresitas, ayudan a entender la importancia que ha tenido el movimiento ecologista en estas islas, de su constancia y de su honestidad a prueba de bombas.

*CONCEJAL DE SÍ SE PUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ