X
candelaria>

El refugio pesquero ya cuenta con cámaras para impedir los hurtos

   

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Las cámaras de videovigilancia estarán operativas 24 horas. | NORCHI

Las cámaras de videovigilancia estarán operativas 24 horas. | NORCHI

El refugio pesquero de Candelaria está comenzando a cambiar su cara, gracias al interés que está poniendo la nueva junta directiva de la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de Candelaria que preside Víctor Díaz.

La cofradía reúne a una veintena de pescadores de Candelaria y media docena de El Puertito de Güímar, y el muelle es el único de su categoría que hay desde la Dársena Pesquera de Santa Cruz hasta Abades.

Víctor Díaz no dudó en calificar de caótica la situación que se encontró en la cofradía cuando entró y las “tremendas necesidades” que tiene el refugio pesquero para que funcione razonablemente bien.

Quizás por ello, desde hace unas semanas, la nueva directiva se ha puesto manos a la obra y ha ido arreglando pequeños detalles, pero muy significativos, a la espera de que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto y se preocupe realmente por el mantenimiento del refugio, ahora en manos de la Concejalía que gestiona Cecilia Otazo y no de la empresa municipal Epelcan.
La cofradía, en vista de la falta de seguridad y limpieza en las instalaciones del muelle, decidió colocar hace unos días unas cámaras de videovigilancia para impedir los hurtos que se han venido sucediendo en el recinto, disponiendo además una barrera de control de acceso para limitar el paso de vehículos solo a aquellas personas autorizadas, mientras que se puede pasear a pie por el muelle, como hasta ahora lo hacen algunos que incluso se dedican a pescar en la punta del espigón.

Precisamente el espigón es uno de los arreglos que efectuó la semana pasada la Concejalía de Pesca, arreglando la base del faro que se encuentra en él, tras ser dañado por los temporales del pasado mes de diciembre.

Izquierda Unida de Candelaria, en un comunicado, le pide a la concejala de Medio Ambiente y Pesca, Cecilia Otazo, que deje paso a otra persona que tenga ganas y demuestre interés hacia el sector pesquero de Candelaria y exige una dotación económica acorde a las necesidades del sector en el municipio.
Para IU, el tratamiento dado a los pescadores de Candelaria, el abandono del muelle pesquero y las contradicciones en relación de acuicultura son razones más que suficientes para solicitar que Cecilia Otazo deje las responsabilidades actuales en Pesca y que su lugar lo ocupe otra persona que esté en sintonía con los profesionales de la mar.

Asimismo, Izquierda Unida demanda que en los presupuestos municipales de 2014 se destine una partida económica a la pesca y aumenten “los ridículos 2.400 euros destinados en el último presupuesto municipal del año 2012 y prorrogados en 2013”, cuando la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de Candelaria “necesitaría al menos 10.000 euros para poder avanzar algo”.