X
ley de renovación y modernización turística >

La renovación turística ya cuenta con 222 convenios con líneas de crédito

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Ya se han firmado 222 convenios, vinculados a líneas de crédito que suman 1.850 millones de euros, para la rehabilitación de establecimientos y espacios turísticos de Canarias como parte de la estrategia de “activación de la construcción sin consumir suelo”. Este dato lo aportó ayer Paulino Rivero en la sesión parlamentaria de de control al Gobierno, dos de cuyas preguntas se referían a la controvertida ley de renovación y modernización turística.

Cuatro días después de que el Consejo de Ministros facultara al presidente a interponer un recurso de inconstitucionalidad contra dos apartados de un artículo de la mencionada normativa, el jefe del Ejecutivo regional se comprometió ante la Cámara a garantizar que no haya “zozobra jurídica” en la aplicación de la ley.

Rivero insistió en que cuando se cumpla el primer año de aplicación, en mayo, “se analizará la evolución” y recalcó que solo entonces será el momento de tomar decisiones. El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, le había instado a contestar si estaba dispuesto a modificar la prohibición de edificar nuevos hoteles de cuatro estrellas, motivo de la demanda ante el Tribunal Constitucional.

Acerca de la proposición de ley registrada por el Cabildo de Gran Canaria, y que se debatirá previsiblemente en el próximo pleno, Paulino Rivero destacó que en esa isla hay “135.000 plazas necesarias de mejora”. De ellas, añadió, 79.000 están declaradas de uso turístico y 56.000 han sido dadas de baja por obsoletas, “porque se han residencializado o están en el mercado negro”. En defensa de las bondades de la regulación cuestionada, el mandatario autonómico dijo que 9.500 camas van a pasar a la categoría de 4 estrellas. “En Canarias caben todos los hoteles que se quieran”, reiteró.

Después del turno de José Miguel Barragán (CC), Rodríguez aseveró que la propuesta grancanaria “es más restrictiva, sostenible y adaptable al modelo insular”. Quiere “recuperar la moratoria desde el respeto al modelo turístico de cada isla”, arguyó el diputado de NC. “Estoy seguro de que podremos llegar a un acuerdo”, remachó.