X
listas de espera quirúrgicas >

Roldós: “Nadie se cree que hayan desaparecido 2.500 pacientes”

   
Mercedes Roldós PP Sanidad

Imagen reciente de la exconsejera de Sanidad Mercedes Roldós. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz

La portavoz en temas sanitarios del Partido Popular en el Parlamento de Canarias, Mercedes Roldós, acusó ayer a la consejera Brígida Mendoza de “manipular irresponsablemente los datos oficiales de las listas de espera, como ayer le recriminan incluso desde su propio partido y sus socios de gobierno”, y aseguró que “nadie en las Islas se cree la milagrosa desaparición de 2.500 pacientes de las estadísticas, justo un día antes de que la obligáramos a comparecer en el Parlamento para exigir una explicación sobre el caos sanitario que vivimos”.

En un comunicado remitido desde el Grupo Parlamentario de los populares canarios, la que fuera anterior responsable autonómica en la materia añade: “Con esta sucias artimañas la consejera de Sanidad ha malgastado la poca credibilidad que le quedaba, presentando una reducción de las listas de espera que ni ella misma puede creerse, y que parece más propia de un milagro, tan oportuno como increíble, que de otra cosa”, aseguró Mercedes Roldós.

Nunca una situación igual

La portavoz sanitaria del Partido Popular aseguró que “hay que ser muy irresponsable y muy inconsciente para querer convencer a los canarios de que la sanidad ha mejorado en el último año, cuando la realidad es que estamos al borde del colapso más absoluto, y que nunca en las Islas habíamos vivido una situación tan crítica como la actual”.

Los populares canarios recuerdan que cuando la nacionalista Brígida Mendoza tomó posesión de su cargo, hace dos años y medio, 3.351 pacientes esperaban más de seis meses para ser operados, una cifra que la gestión de la consejera ha conseguido multiplicar por tres, hasta alcanzar los 10.854 pacientes. “La manipulación de las listas de espera se ha convertido en una práctica habitual en este Gobierno, como han denunciado las asociaciones de usuarios, sindicatos y profesionales sanitarios”, afirmó Mercedes Roldós, para quien “resulta vergonzoso y muy triste presumir de gestión, y jugar de esta manera con el dolor y el sufrimiento de los enfermos y de sus seres queridos, cuando más de 48.500 canarios esperan ser operados o atendidos por un especialista”.

De similar opinión es el sindicato Intersindical Canaria, que también acusó ayer a la Consejería de Sanidad de ofrecer “cifras maquilladas” de las listas de espera para ofrecer “a la opinión pública un lavado de cara, que buena falta les hace en estos tiempos”.

“Somos conscientes de que la realidad supera con creces los datos publicados por la Consejería y se siguen utilizando para su configuración determinadas estrategias con las que dejar de contabilizar a pacientes en las listas oficiales”, afirma el sindicato en un comunicado.

En la nota se citan como dichas estrategias el cierre y la apertura de agendas, las consultas virtuales o determinados parámetros con los que “dejar a pacientes sin computar en el recuento de cara a mejorar los resultados finales del estudio”.

Consecuencias irreversibles

A juicio de este sindicato, se trata de “viejos trucos que sirven para dejar de contabilizar pacientes que sufren eternas esperas, y que en ocasiones es probable que provoquen consecuencias irreversibles en su estado de salud”.
Intersindical Canaria considera que la política sanitaria exige “un giro de 360 grados para mejorar y solucionar los problemas actuales en la sanidad pública”, lo que requiere a juicio de los sindicalistas referidos un incremento del presupuesto y la destitución de la consejera de sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza.