X
Educación >

El STEC-IC advierte de que la LOMCE implicará menos plazas públicas y menos profesores

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El STEC-IC ha advertido de que la aplicación de la LOMCE no sólo afectará a Primaria y a la implantación de la Formación Profesional Básica, sino que conllevará menos plazas públicas y una disminución del profesorado.

El sindicato ha alertado en un comunicado de que la nueva Ley educativa podría suponer la privatización de buena parte de los niveles educativos básicos y obligatorios –desde 1º de Primaria hasta 4º de la ESO– y de las enseñanzas consideradas no obligatorias o de régimen especial.

El STEC-IC solicita a la Consejería de Educación que fortalezca las ofertas de plazas públicas en todos los niveles educativos, tanto obligatorios como no obligatorios, lo que impediría la posibilidad de ofertar plazas “innecesarias” a los agentes privados.

A la ciudadanía le pide que apueste “decididamente” por matricularse en centros públicos, ya que así los centros privados no podrían obtener financiación de fondos públicos, y propone a los ayuntamientos que no concedan licencias para la construcción de centros privados en suelo público.

Frente a la LOMCE, el sindicato insta a la comunidad educativa a apostar por la gestión y participación democráticas de los centros educativos, y a las administraciones educativas que no permitan la especialización de un centro por un proyecto de un director.

El STEC-IC considera necesario esgrimir el argumento “real y razonado” -ya justificado por algunas comunidades- de que “no hay tiempo suficiente” para los nuevos desarrollos curriculares, ni para la organización de un nuevo curso escolar de acuerdo a la LOMCE.

El sindicato educativo entiende que estos ejes son “prioritarios”, atendiendo al calendario de implantación de la LOMCE para el curso académico 2014. “No se trata sólo de falta de tiempo para la elaboración y desarrollos curriculares, sino que está en juego y en peligro el servicio público educativo”, añade.

Por último, hace un llamamiento a todos los agentes implicados en la Educación a “remar en el mismo sentido”, apostando por “una educación pública y de calidad para el conjunto de la población de Canarias”.