X
NACIONAL >

Susana Díaz intenta acercar posiciones con Mas sobre la consulta soberanista

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha explicado que en la reunión que ha tenido este lunes con el de la Generalitat, Artur Mas, ha abordado la reforma de la financiación autonómica, la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y la consulta de autodeterminación.

“Hemos hablado y eso ya es mucho. Hemos hablado de todo, de lo que compartimos y de lo que no, desde la responsabilidad de dos gobiernos”, ha destacado en un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna organizado por ‘La Vanguardia’, AED y la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País.

Pese que no ha habido acuerdos concretos, la presidenta ha destacado que lo importante era hablar por encima de las discrepancias que mantienen, sobre todo “en un país donde falta diálogo y sobra crispación”, ha dicho sobre España.

En alusión a Mas, pero también al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha llamado a abandonar “caminos que no van a ninguna parte”, y ha mantenido su oposición frontal a la consulta, porque detrás del derecho a decidir está la autodeterminación, y ella está contra, ha argumentado.

Preguntada por si la Constitución tendría que definir España como nación de naciones o diferenciar entre naciones y regiones, Díaz ha dicho que es más “coherente” la primera fórmula, aunque prefiere no pronunciarse hasta que los partidos se siente a negociar una reforma constitucional.

PROPUESTA PROPIA

Díaz ha recordado en Cataluña su propuesta propia para la reforma de la financiación autonómica: vincularla al coste medio o estándar por ciudadano que tienen los servicios públicos –educación y atención hospitalaria, por ejemplo–, lo que relacionaría la financiación a los ciudadanos y evitaría comunidades mal financiadas y otras “hiperfinanciadas”.

Aunque no ha hablado del principio de ordinalidad que sí defiende el PSC, la también dirigente socialista ha asegurado que el sistema que ella propone garantizaría la autonomía financiera y la igualdad entre territorios, porque “quien contribuye no puede ser más pobre que quien recibe”.

“Hay quien lo toma con sacarina y hay quien lo toma con leche. Todo el mundo tiene derecho al café que quiera tomar. Entonces se llamó ‘café para todos’. Ahora lo que hace falta es que todos tengamos derecho a tomar café como queramos porque tengamos un país moderno que garantice eso”, ha sentenciado sobre la financiación.