X
reforma del aborto >

Trinidad Jiménez: “La reforma condenaría al 90% a abortar fuera o en la clandestinidad”

   
Dolores Padrón, Trinidad Jiménez y Patricia Hernández

Dolores Padrón (i), Trinidad Jiménez y Patricia Hernández, durante la rueda de prensa ayer en la Isla. / S. MÉNDEZ

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

“Levantar muros contra la reforma”. Ese es el objetivo que se ha marcado el PSOE para evitar que el PP saque adelante la futura Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada, que según los socialistas hará retroceder a España “más de treinta años” y “restringirá los derechos y la libertad de elección de las mujeres”. Así de contundente se mostró ayer en rueda de prensa en Tenerife la exministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que estuvo acompañada por la diputada Patricia Hernández y la presidenta del PSOE en Canarias, María Dolores Padrón. Las tres, junto a la directora del Instituto Canario de Igualdad, Elena Máñez, se han sumado a la iniciativa impulsada por algunas organizaciones feministas y sociales contra la reforma del aborto, denominada El Tren de la Libertad, que se llevará a cabo hoy en buena parte de la geografía nacional y en las Islas.

Para Trinidad Jiménez, el anteproyecto de ley ideado por el departamento que dirige Alberto Ruiz Gallardón restringe el derecho de la mujer “de tal modo que si se aprobase sólo podrían interrumpir su embarazo el 10% de las mujeres que pueden hacerlo actualmente”. “El 90% restante, o bien se verían obligadas a continuar adelante con un embarazo que no desean, o tendrían que acudir a centros clandestinos o al extranjero si tienen los recursos para costeárselo”, agregó. La secretaria de Política Social de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE criticó las “mentiras” y “argucias” que está empleando el Partido Popular para defender esta reforma, que los socialistas incluso tienen previsto denunciar ante la Unión Europea. No en vano, Trinidad Jiménez negó que el Comité de Naciones Unidas de Defensa de las Personas con Discapacidad haya obligado al Gobierno a eliminar el supuesto de malformación fetal. En este sentido, aclaró que dicho comité “sólo recomienda que se evite que haya discriminación entre un supuesto y otro”. “Es más -recalcó-, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide que dicho supuesto se incorpore a las leyes de interrupciones del embarazo”.

De igual modo, la exministra dejó claro que “en ningún caso la ley de 2010 permite a las jóvenes de entre 16 y 18 años a abortar libremente; excepcionalmente, cuando hay riesgo para sus vidas o una presión insoportable para continuar con su embarazo, pueden acudir a los servicios sociales especializados para que las asesoren, si consideran que la familia puede perjudicar su decisión”. “La ley de 2010 es equilibrada, fue bien acogida socialmente, es similar a la de los países de nuestro entorno y respeta el libre desarrollo de la mujer y su libertad para decidir”, denotó Trinidad Jiménez.

En la misma línea se manifestó la diputada tinerfeña Patricia Hernández, quien insistió en que la propia OMS asegura que “leyes más restrictivas no reducen el número de abortos”. “Tras el primer año desde que se puso en marcha la ley de 2010 descendió el número de abortos, igual que el año pasado, y eso es algo incuestionable”, subrayó.

Una opinión que suscribió María Dolores Padrón, que explicó que “en todas las islas se van a levantar muros contra la ley, y nuestro papel ahora es apoyar lo que se puso en marcha en 2010, para que las mujeres sean libres en su decisión de interrumpir o no el embarazo, para que puedan prevenir embarazos no deseados y en igualdad”. “Apoyamos la iniciativa que se desarrollará en trenes, en el tranvía y en guaguas, para intentar que este anteproyecto no salga adelante”, concluyó Padrón.

En tranvía por la “libertad de la mujer”

Lo que iba a ser un viaje en tren de un grupo de mujeres asturianas (promovido por la tertulia feminista Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos) se ha convertido en la mayor movilización nacional e internacional contra el anteproyecto de ley del aborto promovido por el ministro Alberto Ruiz Gallardón.

En Tenerife, la iniciativa se desarrollará hoy desde las 11.00 horas en La Laguna, cuando se subirán al tranvía quienes se sumen a esta acción, que continuará en la Plaza Weyler y desde allí se dirigirá hasta la Subdelegación del Gobierno, donde se hará entrega del texto Porque yo decido, elaborado por las mujeres asturianas, el mismo que se trasladará en Madrid al Congreso de Diputados. Otras islas como La Palma o Lanzarote también se sumarán a este Tren de la Libertad, que secundarán colectivos de mujeres de Francia, Italia, Escocia, Argentina, Ecuador, México, República Dominicana y Chile, entre otros.