X
santa cruz>

Los vecinos de Las Huertas deciden a final de mes el futuro de su tierra

   

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos llevan años esperando para recuperar sus derechos. | DA

Los vecinos llevan años esperando para recuperar sus derechos. | DA

Hay conflictos que se eternizan en el tiempo y cuyas múltiples aristas lo convierten en un tema sin solución en el horizonte. Eso es lo que le está pasando al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con el llamado caso Las Teresitas y sus múltiples ramificaciones. Una de estas es la que tiene que ver con los terrenos ubicados en lo que se conoce como el Valle de las Huertas, los mismos que fueron vendidos por la Junta de Compensación a los empresarios de Inversiones Las Teresitas (ILT) y que estos a su vez enajenaron, una parte, el frente de playa, al Ayuntamiento, y otra, a una empresa. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) reconoció en abril del año pasado que el derecho de algunos propietarios fue vulnerado cuando se decidió la reparcelación de la playa llevada a cabo por la Junta de Compensación y por la que, cuando se tomó la decisión de vender a ILT, tampoco recibieron compensación alguna. El fallo por tanto obliga a una nueva asamblea de la Junta de Compensación, una convocatoria que se celebrará a finales de este mes aunque aún sin fecha definida.

Este es el acuerdo al que ha llegado la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz, a la que el TSJC convirtió en gestora de este proceso, con los vecinos de Las Huertas para así no demorar más este trámite. Urbanismo ha tardado casi un año en localizar a la mayoría de los miembros de la Junta de Compensación que aún siguen vivos mientras que aquellos a los que no ha conseguido encontrar por los trámites habituales se les convocará a través de la publicación de la convocatoria de la junta en el Boletín Oficial de la Provincia.

Consecuencias
Las consecuencias que se deriven del cumplimiento de esta sentencia pueden ir en cualquier dirección, como admitía el propio primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, hace casi un año cuando se hizo pública la sentencia. Entonces dijo que el fallo del TSJC sobre el conflicto del Valle de las Huertas, “no solo viene a dar la razón a los que defendíamos que se habían atropellado los derechos de los vecinos, sino también la decisión tomada por el Consistorio de suspender la ordenación de la zona dentro del Plan General, decisión que tomamos porque sabíamos que el desarrollo de esa área podía cambiar en cualquier momento”.

Martín estaba convencido entonces de que, “la Junta de Compensación puede cambiarlo todo”. Esto supone que en la convocatoria, que debe celebrarse a finales de este mes, se puede llegar a acordar desde una compensación económica por las parcelas, a mantener el estado actual de las cosas en aquellos propietarios que están viviendo ahí y que no quieren salir de Las Huertas. “Incluso -explicaba José Ángel Martín- hacer concesiones como por ejemplo la construcción de un subpolígono, una antigua demanda de los vecinos de Las Huertas”.

Volver al juzgado también es una solución
La posibilidad de que este conflicto acabe de nuevo en los tribunales es real. Si no existiera acuerdo, los propietarios afectados podrían recurrir a los juzgados para defender sus derechos. Al respecto, desde Urbanismo consideran que “la sentencia pone a a disposición de los vecinos todas las herramientas de los tribunales para poder defender sus derechos y desde luego con el cambio de rumbo del Ayuntamiento, incorporándose a la defensa de sus derechos”, conseguirán “llevar esto a buen puerto”.

Una salida que puede incluso estar en la propuesta de la empresa que compró los terrenos a ILTE y a la que la sentencia considera un tercero de buena fe y que ha visto paralizadas sus intenciones de urbanizar los terrenos adquiridos, entre otras cosas porque para acceder a ellos pasaba por parcelas de los vecinos que están en litigio.