X
MALDITO PARNÉ >

Una visita relámpago – Por María Fresno

   

La ministra de Empleo pisó tierras grancanarias el pasado martes para ser testigo de un simulacro de salvamento en alta mar a bordo del buque-hospital Esperanza del Mar. Su aterrizaje en el territorio canario no tuvo tanta repercusión como la de su homólogo, el ministro Wert. Es más, su estancia en la isla vecina pasó casi desapercibida; como un rayo. Vino, vio y venció, como dijo Julio César. Lo cual no deja de sorprender sobre todo porque pone los pies en una de las comunidades autónomas más castigas por el desempleo. Tuvo tiempo para saludar a sus compañeros de partido en la isla donde el PP es líder, pero sus problemas de agenda le impidieron concertar una cita con algún miembro del Gobierno canario. Báñez no hizo referencia a las cifras del paro del mes de enero en el Archipiélago, que dejaron a 276.034 desempleados en las Islas; tampoco habló del fuerte descenso en la concesión de préstamos para empresas y pymes, que son las únicas que en estos momentos pueden generar algo de empleo. Lo que sí hizo la ministra Báñez es darle la vuelta a los datos [parece que para esto hay auténticos artistas en el Gobierno] y aseguró que en Canarias el paro bajó en 13.500 personas y creció en unas 10.000 la afiliación a la Seguridad Social. Conclusión: “El Gobierno de Rajoy está ayudando a Canarias a salir de la crisis y a crear empleo”. Eso lo dijo arropada por sus compañeros de partido porque ante la consejera de Empleo del Ejecutivo regional no creo que pudiera mantener mucho tiempo esta afirmación. Estamos a punto de que se cumplan dos años de la aprobación de la reforma laboral y todos los agentes sociales (Gobierno, empresarios y sindicatos) discrepan de los beneficios de una norma cuyo principal objetivo era frenar la destrucción de empleo y por ahora con una tasa de paro del 33% no lo ha conseguido. Oí muchas voces en contra de la visita del ministro Wert, a mi juicio absolutamente exageradas. Sin embargo, no escuché nada en contra de una ministra que vino a la comunidad que lidera el ránking de las regiones con más paro y desprecia a su Gobierno al no reunirse ni un minuto, ni si quiera con su homóloga. La situación es sencilla. El ministerio no crea empleo, no es una ETT; pero sí tiene la obligación de facilitar, por todos los medios legales a su alcance, los medios para que las empresas creen puestos de trabajo. Y en esta asignatura el Ministerio de Báñez ha sacado un cero patatero, para desgracia de los 276.000 canarios parados. El ministro de Educación Wert debería tomar nota.

@MariaFresno72