X
SANTA CRUZ >

La alianza de CC y PSOE se quiebra por el mamotreto

   
MAMOTRETO ARTEAGA Y MARTIN

Arteaga, edil de Obras, y Martín, de Urbanismo, discrepan sobre qué hacer con el edificio. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

CC y PSOE escenificaron ayer la amplia fractura que ha provocado en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz la sentencia que declara “ilegal e ilegalizable” el edificio de aparcamientos que se alza a la entrada de Las Teresitas, más conocido como mamotreto. La estructura se convirtió en protagonista de una comisión de control presidida por Hilario Rodríguez, que lo hacía por primera vez y que, al igual que el resto de ediles, asistió, entre perplejo y divertido, por lo evidente, al enfrentamiento entre José Ángel Martín (PSOE)y Dámaso Arteaga (CC) a cuenta de qué hacer con el mamotreto. Mientras el primer teniente de alcalde defendió que el edificio se derribará en un plazo de seis meses si los técnicos establecen que se puede hacer sin esperar a que la sentencia sea firme, el concejal de Obras y Servicios Públicos defendió lo contrario, es decir, hay que esperar a que el fallo sea firme.

Lo que dio pie a este enfrentamiento fue la pregunta de Sí se puede sobre el informe de Costas para El Cercado y que DIARIO DE AVISOS adelantó hace unas semanas. Arteaga señaló que es la Dirección General de Costas la que marca que, si se quiere encauzar el barranco de El Cercado, la solución que se aplique debe ser la misma o similar a la que se recogía en el proyecto Perrault, es decir, apoyar la carretera sobre el mamotreto. A esto Martín respondió que “cualquier arquitecto da mil soluciones distintas que no necesiten del mamotreto”. La fractura se hizo más evidente cuando Arteaga cifró en más de un millón el coste del derribo y Martín lo rebajó a solo 400.000 euros.

Desde Sí se puede, Pedro Fernández Arcila reclamó al equipo de gobierno que se pusieran de acuerdo. José Manuel Corrales (XTF), en la misma línea, exigió a Martín que aclarara si lo va a tirar o no y Guillermo Guigou (Ciudadanos de Santa Cruz) pidió que se responda a la legalidad. Ana Zurita (PP), por su parte, mostró su preocupación por que “simplemente no saben lo que quieren hacer en Las Teresitas”.

Arteaga: “Es la solución más eficaz y barata para El Cercado”

Dámaso Arteaga se mostró contundente al asegurar: “No estamos hablando de un informe del Ayuntamiento, es la Dirección General de Costas la que avala la obra en el barranco del Cercado que se apoya en el edificio de aparcamientos, aunque a algunos no les guste”. Continuó el edil de Obras afirmando que “es la solución más eficaz y la más razonable económicamente hablando, además de que cuenta con los informes favorables del Consejo Insular de Aguas y del Gobierno de Canarias”. Arteaga señaló que, si finalmente se decide derribar el mamotreto, “la obra de encauzamiento tendrá un sobrecoste superior al millón de euros”, puesto que se tendrá que construir, siguiendo las instrucciones de Costas, un nuevo muro para solventar los problemas del cauce en altura. El concejal de Obras finalizó su intervención asegurando que “de todas formas el Ayuntamiento hará lo que de los informes de los servicios jurídicos se desprenda”. No quiso Arteaga valorar el anuncio de Martín sobre que no esperará a la sentencia para derribar.

Martín: “Se tendrá que derribar si los informes coinciden”

“La ley no se discute”. Así zanjaba José Ángel Martín el debate sobre si el mamotreto es necesario o no para encauzar el barranco del Cercado, tal y como establece la concesión administrativa de Costas. “Si hay que actuar se actuará incluso antes de que la sentencia sea firme”. “Cada cual puede tener su opinión pero nunca se puede pasar por algo que es ilegal”. Martín establecía así su firme convencimiento de que si en el plazo de seis meses los técnicos de Urbanismo, que -afirmó- “hasta ahora nunca han emitido un informe sobre el mamotreto”, concluyen que el edificio se puede derribar, lo hará. Fue más allá Martín al asegurar que si se iniciaran las obras que ha autorizado Costas apoyándose en el mamotreto para elevar el encauzamiento, “Urbanismo intervendrá paralizando”. El edil, que se mostró especialmente combativo, teniendo en cuenta la postura defendida por Arteaga, concluyó diciendo que: “Da igual lo que diga Costas, si es ilegal, es una obviedad. Imponer la política por encima de la ley, es un caminito muy peligroso”.