X
Impuesto de la renta >

Arranca la campaña de la renta que no se puede hacer a bolígrafo

   
declaración de la renta

Desde mañana el borrador de la declaración de la renta podrá confirmarse a través de Internet. / DA

M. F. | Santa Cruz de Tenerife

Mañana, 1 de abril, comenzará la primera campaña de la renta que no permitirá entregar declaraciones hechas a mano, por lo que aquellos contribuyentes menos familiarizados con internet, unos 35.000 en la última campaña, deberán acudir a las oficinas de Hacienda para cumplimentar su declaración usando medios informáticos, si bien se les ofrecerá cita previa con carácter especial para elaborar su declaración.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) explicaron que además del conocido sistema RENO, que permite acceder y modificar el borrador de la declaración sin necesidad de firma electrónica, este año la Agencia Tributaria facilitará, como novedad, a los contribuyentes el PIN24H, una opción más para presentar la declaración sin necesidad de contar con la firma electrónica.

Aunque la campaña presencial comenzará oficialmente el 12 de mayo, quienes no quieran esperar a recibir el borrador por correo postal podrán consultarlo a través de internet y confirmarlo a partir de mañana si están de acuerdo con los datos facilitados por la Agencia Tributaria, y las devoluciones comenzarán el mismo 4 de abril. Además, Gestha aclaró que quienes no reciban borrador pero deban confeccionar la declaración por superar el umbral mínimo de ingresos, podrán presentarla telemáticamente a partir del 23 de abril.

Pero si necesitan ayuda, tanto para realizar la declaración como para modificar el borrador, las oficinas de la Agencia Tributaria abrirán sus puertas a partir del 12 de mayo, pudiendo solicitar cita para ello a partir del 5 de ese mismo mes.

En este sentido, los técnicos recordaron que están obligados a declarar aquellos contribuyentes con salarios superiores a 22.000 euros brutos, así como los que ganan más de 11.200 euros si tienen más de un pagador y la suma de lo percibido por el segundo y restantes excede de los 1.500 euros al año.

Gestha señaló que ésta es la primera campaña en la que las viviendas adquiridas en 2013 ya no tienen derecho a deducción y lo mismo sucede para las obras de rehabilitación, ampliación y de adaptación para personas con discapacidad realizadas en la vivienda y cuyo importe haya sido satisfecho en 2013.

LAS NOVEDADES


Ventajas a los planes de pensiones

Una de las novedades de esta renta es que la mayor carga fiscal que experimentan las ganancias patrimoniales especulativas (generadas en menos de un año) ahora están incluidas en la base general del IRPF en lugar de en la base del ahorro, como sucedía hasta 31 de diciembre de 2012. Las personas que hayan realizado aportaciones a planes de pensiones deben revisar con detenimiento su declaración. En los ejercicios fiscales de 2012, 2013 y 2014 han aumentado los tipos del Impuesto sobre la Renta desde 0,75 a 7 puntos porcentuales adicionales, dependiendo del nivel de ingresos. Gestha insiste que, los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual o realizaran algún pago para su construcción antes al 1 de enero de 2013, mantienen el derecho a la desgravación en 2014 y sucesivos años siempre que hayan deducido por dicha vivienda en 2012 o años anteriores. Además, pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de inversión de 9.040 euros. Los técnicos recuerdan también que los contribuyentes que hayan satisfecho cantidades antes del 1 de enero de 2013 para ampliar la superficie habitable de la vivienda habitual o llevar a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para las personas con discapacidad, pueden continuar deduciendo los importes pagados este año, siempre que las citadas obras estén terminadas antes del 1 de enero de 2017. La desgravación ascenderá al 15% del importe invertido con un límite de inversión anual de 9.040 euros para ampliación y rehabilitación, mientras que la deducción para obras de adaptación de personas con discapacidad es del 20% (un 25% en Cataluña), con un límite de 12.080 euros.