X
adeje >

El Ayuntamiento cede un terreno para construir un centro musulmán

   
José Miguel Rodríguez Fraga.

Fraga dice que “todos caben en Adeje, siempre que haya respeto”. / DA

NICOLÁS DORTA | Adeje

Adeje sigue apostando por la idea de un municipio donde quepan todas la culturas y religiones, siempre que no se entorpezca la convivencia entre la ciudadanía, hasta ahora sin ningún problema aparente. En esta línea, el Ayuntamiento cederá mañana, tras la aprobación en el Pleno, una parcela en la zona de Las Torres para la construcción de un centro cívico religioso destinado a la práctica de la confesión a la entidad Alishan, de religión musulmana. Se trata de un terreno de de 2.491 metros cuadrados, al que le corresponderá una superficie edificable proporcional asignable de 1.490,68 metros cuadrados y 1.245,50 de ocupación máxima.

La aprobación de dicho expediente establece que los contrarios a esta cesión podrán interponer un recurso por la vía administrativa en el plazo de un mes o alternativamente,un recurso contencioso administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso con dos meses de plazo.

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, explicó a este periódico que lo que se pretende es de nuevo establecer un espacio de convivencia por lo que han ido “a las distintas comunidades musulmanas para facilitarles un lugar de encuentro común de manera que puedan desarrollar su cultura y creencias libremente como el resto de las comunidades del municipio”.

El alcalde reflexionó sobre el significado que tiene este gesto para él: “Seguir haciendo un camino de convivencia pacífica y tolerante donde podamos caber todos, siempre que haya respeto o tolerancia y se cumplan los derechos humanos que tienen que ver con la dignidad de las personas y el respeto e igualdad”. “El mundo que nos ha tocado vivir tiene algunas luces y sombras y la idea es que las sombras sean cada vez menos y la luces más”, apuntó el socialista.

Aparte de este terreno que se cederá en Las Torres, el Ayuntamiento de Adeje también ha facilitado más solares para la construcción de centros destinados a la comunidad Hindú, en Torviscas y Roque del Conde, y una iglesia para la comunidad rusa, en San Sebastián.

Es ya inevitable que el auge de población extranjera residente en Adeje haya atraído a creencias o filosofías como la budista o la propia iglesia ortodoxa, en este último caso de la comunidad rusa.