X
EDUCACIÓN >

Canarias no adaptará los libros de texto a la LOMCE el próximo curso

   
PARLAMENTO EDUCACIÓN

José Miguel Pérez. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Educación, José Miguel Pérez, ha anunciado hoy que mañana viernes se presentará el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y que los libros de texto no se cambiarán para cumplir con los currículums aprobados en la norma. Al menos esa es la intención del Ejecutivo, que retrasará el decreto pertinente y comunicará a los centros de las Islas que pueden seguir usando los libros actuales.

La Consejería de Educación ha decidido presentar este recurso porque considera que con la reforma educativa se vulneran las competencias de la Comunidad Autónoma. Esta vulneración competencial “afecta a la evaluación final de la ESO y el Bachillerato, el alcance de las normas sobre TIC, la admisión de alumnos en enseñanzas universitarias de grado o la gestión de becas”.

También rechazará en su recurso el Gobierno canario que se segregue a los estudiantes en función del sexo en los centros y las aulas y que, en el caso de Religión, “se introduzca el principio de asignatura espejo para quienes cursen las relativas a valores constitucionales y éticos, además de que se deje el desarrollo curricular en exclusiva a los titulares de las confesiones religiosas, al margen de los poderes públicos.

Otra de las razones que esgrimirá el Ejecutivo regional es su disconformidad con la segregación de los estudiantes por itinerarios para recibir trato diferenciado en función del rendimiento académico. Y, como sexto argumento, el recurso canario se dirigirá contra la admisión y selección de los estudiantes en los centros según su rendimiento académico (hasta un 20% de la puntuación para la reserva de plazas).

El consejero, que compareció en rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria tras aprobar el Consejo de Gobierno la presentación del recurso, considera que “el Gobierno central se ha atribuido competencias que pertenecen a las comunidades autónomas, sin explicar por qué prevalece la Administración estatal en esos aspectos, como las reválidas de Secundaria y Bachillerato”.

En cuanto al plazo de aplicación efectiva de la ley en Canarias a través de los correspondientes decretos que debe dictar el Gobierno canario, Pérez explicó que se ha dirigido al Ministerio de Educación para comunicarle que “no se harán de un mes para otro”, sino que se habilitará un “plazo de consultas”, por lo que la Consejería les ha indicado a los centros educativos que no es preciso el cambio de libros de texto para el próximo curso.

El también vicepresidente del Gobierno admitió que la presentación del recurso “no supone la paralización de la implantación de la ley” y que, a la espera de la resolución del recurso, la “combatirá con la propia ley en la mano, para que no tenga los efectos más nocivos” en el alumnado canario. En este sentido, abundó en que el Ejecutivo regional “trabaja en la dirección de causar el menor nivel de estragos posible en los centros y en los estudiantes” pues la aplicación sin más de la nueva norma estatal “podría poner patas arriba la distribución del curso” próximo.

En este punto, y en cuanto a los contenidos del próximo año académico, anunció que la Consejería “tiene en estudio la posibilidad de una experiencia piloto vinculada a la formación en inteligencia emocional en Primaria”.