X
Ajedrez >

Cataluña empieza en este curso con 104 escuelas

   

T. F. / EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife / Barcelona

Un total de 104 escuelas catalanas de Girona, el Maresme, el Vallès, Tarragona, Lleida y Terres de l’Ebre -unos 3.000 alumnos- se han incorporado en el curso 2013-14 el ajedrez en el horario lectivo de Primaria a través de los docentes para mejorar el éxito escolar, en una iniciativa pionera impulsada por la Federación Catalana de Ajedrez, la Conselleria de Ensenyament, la Universitat de Lleida y la de Girona.

Esta medida da cumplimiento a la resolución aprobada el 15 de marzo de 2012 por el Parlamento europeo que recomienda impartir ajedrez en los sistemas educativos por ser accesible a los niños de cualquier grupo social, lo que puede mejorar la cohesión y la integración social.

En julio de 2010, el Parlament de Catalunya también declaró el ajedrez de “utilidad pública”, e instó al Govern a difundirlo, especialmente en el ámbito educativo, lúdico y sanitario, en una propuesta muy similar a la aprobada en el Parlamento de Canarias a finales de 2012, que aún sigue sin ser plasmada en hechos por el Gobierno autonómico.

La consellera catalana, Irene Rigau, destacó en la presentación de este programa la importancia del ajedrez en el alumnado con hiperactividad y autismo, porque ayuda a dominar los impulsos y ayuda a la comunicación, además de ser útil para todos los estudiantes, puesto que mejora la concentración, la paciencia, la memoria, la creatividad y las competencias analíticas.

Todo México

Cataluña comienza así a subirse a un tren que cada vez marcha a mayor velocidad en el mundo, como muestra el anuncio del presidente de la Federación Internacional de Ajedrez, Kirsán Iliumzhinov, que, citado por la agencia RIA Novosti, se ha encargado de confirmar que en el próximo curso el ajedrez será asignatura obligatoria en todo México gracias a un programa llamado Chess in School o Ajedrez en la escuela. Para que pueda llevarse a cabo el proyecto, en el que participarán las aproximadamente 200.000 escuelas mexicanas, técnicos de la FIDE se desplazarán a México y han planteado además la posibilidad de que los propios profesores vayan a Rusia a formarse. El programa se está intentando implantar en otros 60 países aproximadamente.