X
Arona >

“CC protege lo privado frente a los intereses de la ciudadanía”

   
JOSÉ FUENTES CENTRO ARONA

José Fuentes posa junto al vallado del mercadillo, en Los Cristianos / J.L.C.

JOSÉ L. CONDE | Arona

“Coalición Canaria protege los intereses de la empresa privada del mercadillo Baratillo Los Verdes, situado en la avenida Juan Carlos I, de Los Cristianos, a costa de la ciudadanía, a la que le exige que cumplan con los impuestos municipales”, según ha denunciado a este periódico el portavoz municipal de Centro de Arona (CAN), José Fuentes. En este sentido, afirma que a esta instalación, que ocupa suelo público, tal y como reconoció el alcalde, Francisco José Niño, en el último pleno municipal, “no se le han querido cobrar tasas a sabiendas”, mientras que ahora se les podría reclamar unos 500.000 euros pero solo por los últimos cuatro años.

Fuentes afirma que ha tenido que esperar cuatro meses a que el alcalde contestara en pleno que la parcela que ocupa el citado mercadillo, que abre los domingos por la mañana, se halla en suelo público. “Esto demuestra el oscurantismo y la falta de transparencia que demuestra CC a la hora de gestionar la corporación municipal”.

Un informe de la Policía Local detecta deficiencias que si persisten se debe proceder al cierre

Insiste en que CC defiende los intereses privados de esta empresa a la vez que exige a los ciudadanos que cumplan con sus obligaciones fiscales. Además señala que, según los baremos establecidos por Disciplina Urbanística, se podría sancionar a la empresa del mercadillo Los Verdes con150.000 euros por el vallado de la zona donde se encuentran ubicados los puestos de venta.

Fuentes recalca que “Coalición Canaria mira para otro lado con los informes de la Policía Local y de la sección de Ingeniería del Ayuntamiento que revelan importantes deficiencias en el mercadillo que “es el punto de mayor aglomeración y de más frecuencia en todo el municipio”. Con respecto al informe elaborado en noviembre por la Policía Local, tras el cerramiento total del espacio, se señala que el mercadillo carece de licencia de apertura, de mínimas medidas de seguridad, de plan de autoprotección, cuenta con excesivo número de puestos, carece de personal de seguridad suficiente para el aforo permitido y carece de seguro de responsabilidad civil para un aforo superior a 3.500 personas.

En caso de que persistieran todas estas condiciones de inseguridad, la Policía Local pide que “se proceda al cierre del mencionado establecimiento”. Como consecuencia, la Sección de Ingeniería del Ayuntamiento elaboró otro informe, con fecha de 25 de febrero pasado, donde se describen las deficiencias para su posterior subsanación.