X
sociedad>

Defensa dice que no abandonará la búsqueda del helicóptero siniestrado y contacta con empresas especializadas de rastreo

   

EUROPA PRESS | Madrid

El Ministerio de Defensa ha asegurado este miércoles que no se ha dejado de buscar “en ningún momento” a los cuatro militares desaparecidos en el accidente del helicóptero ‘Super Puma’ del Ejército del Aire la semana pasada en aguas de Canarias y que para ello se han empleado y emplearán “todos los recursos necesarios”. Por este motivo, ya se ha contactado con empresas especializadas en búsqueda y rastreo en el mar a grandes profundidades.

Así ha respondido el departamento que dirige Pedro Morenés a la carta que ha escrito la madre del capitán Daniel Pena Valiño, uno de los cuatro militares desaparecidos, en la que denuncia que “no se están tomando las medidas” para rescatar los cuerpos. La misiva ha sido publicada en la plataforma ‘online’ Change.org, que pide que se recuperen los restos de los tripulantes del helicóptero. La iniciativa ya ha recibido el apoyo de más de 32.700 firmas.

Fuentes del ministerio han indicado a Europa Press que “desde el primer momento” no han cesado las labores de búsqueda de los tripulantes del helicóptero –el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván y el mecánico sargento Carlos Caramanzana Álvarez–, que se estrelló en el mar, a unas 37 millas náuticas al este de Gran Canaria, durante una misión rutinaria de entrenamiento por causas que están siendo investigadas.

Tres aviones cada día buscándoles
Según las fuentes consultadas, todos los días tres aeronaves del Ejército del Aire -dos de la base de Gando (Gran Canaria) y otra enviada desde la península específicamente para esta búsqueda- rastrean la zona donde se cree que pueden estar los restos del helicóptero siniestrado.

“No se va a dejar de investigar ni de utilizar todos los recursos necesarios para encontrarles”, han subrayado las fuentes, que han añadido que el ministro de Defensa está siguiendo “permanentemente” las labores de búsqueda y ha dado orden de que se exploren todas las posibilidades para el rastreo.

De hecho, el Ejército del Aire ya se ha puesto en contacto con empresas especializadas en búsqueda, rastreo y localización en el mar a grandes profundidades como son las de la zona donde se estrelló el helicóptero, en algunos lugares de hasta 2.000 metros.