X
wATERPOLO >

Derbi con sabor chicharrero

   
waterpolo Echeyde Metropolle

Guillermo Meca celebra uno de los tantos marcados en el duelo de rivalidad regional de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

ENRIQUE TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

Vibrante y frenético de principio a fin. Así puede resumirse en líneas generales el último derbi canario en la liga de Primera División Masculina de waterpolo de la temporada, donde el Yoin! Tenerife Echeyde, algo errante en los primeros compases de partido, se impuso 15-10 a un luchador Metropole que no arrojó la toalla en ningún momento a pesar de verse parcialmente neutralizados en ataque debido a la espectacular actuación de Yurismel Horta debajo de los palos. El guardameta local fue un quebradero de cabeza para los grancanarios que se precipitaron a la hora de generar peligro ante la meta tinerfeña que fue un verdadero muro a partir del ecuador del tercer período.

El conjunto local, que partía como favorito, cumplió con los pronósticos ante un rival que le plantó cara durante los dos primeros parciales, pero que acabó cediendo ante el mayor potencial de una escuadra que aspira al ascenso a la División de Honor Masculina, un objetivo antagónico al de la escuadra metropolista, que pelea en estos momentos de liga por la permanencia.
Y es que el Echeyde logró resolver el derbi casi sin problemas, con mucha diferencia entre ambos equipos, sobre todo en el tercer período. Destacar a todo el plantel local, en especial la efectividad anotadora de Eduardo Fernández-Caldas y la labor directora de Juan Pablo Sánchez, junto con la experiencia y buen hacer de Yurismel Horta.
Los grancanarios por su parte, estuvieron bien en el primer parcial mientras que hizo aguas en el segundo y tercero, rehaciéndose en el último período.

El Metropole salió muy enchufado al encuentro. Llegó a ir ganando incluso por 0-3 en el primer cuarto tras un inicio espectacular que descolocó a la defensa tinerfeña, la cual no fue capaz de neutralizar el juego ordenado que impusieron los visitantes durante poco más de cuatro minutos. Y es que el conjunto santacrucero reaccionó y ya estaba por delante en el marcador al final del primer cuarto (4-3).

En el siguiente período, la escuadra grancanaria volvía a dominar en el electrónico tras un tanto (5-6), obra de Eduardo Parras, quien fue el principal referente ofensivo de los grancanarios. No obstante, en la jugada siguiente, el Echeyde respondía de nuevo para alcanzar el descanso con dos goles de diferencia.

Juan Pablo Sánchez

La aportación de Juan Pablo Sánchez resultó decisiva. / S.M.

En la reanudación, todo resultó muy distinto a lo que se había visto en los dos primeros parciales. Los tinerfeños pisaron el acelerador y empezaron a poner tierra de por medio frente a los visitantes, que a pesar de poner ganas e ilusión, se fueron deshinchando en ataque y perdiendo en defensa.

Un parcial de 4-1 en el tercer cuarto rompía casi definitivamente el encuentro. En este sentido, el equipo metropolista mejoró en el último período tras el cambio en la meta local y la entrada del portero suplente, Juan Andrés García, que remplazó a Horta en la portería chicharrera.

No obstante ya era muy tarde, puesto que el partido estaba más que sentenciado (15-10).

Este ha sido el último partido en casa de esta liga para el Echeyde. El próximo fin de semana, el Echeyde afronta un doble enfrentamiento en tierras catalanas ante Sant Feliú (sábado a las 19.00 horas) y ante Horta (domingo a las 10.30 horas) en los encuentros correspondientes a la vigésima y décimo sexta jornada, respectivamente.

El Metropole, por su parte, descansará al haber disputado ya el encuentro de esa jornada, la antepenúltima, que perdió en casa ante el Sevilla. Así pues, los hombres de José Luis Ortega tendrán que decidir su permanencia en la liga de Primera División ante dos rivales directos en la pelea, ya que tendrá que visitar el 12 de abril al Moscardó y recibir después de Semana Santa al Askartza Leioa.