X
Santa Cruz >

El Distrito Salud La Salle inaugura en abril la sede del parque La Granja

   
oficinas municipales Parque La Granja

La entrada ya ha sido acondicionada al igual que la cúpula, que se ha revestido por completo de azulejo. / S. M.

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El buque insignia de los servicios municipales está prácticamente listo para su uso. Casi 500.000 euros ha costado su acondicionamiento, el de un edificio que antes fue discoteca y luego sede de la RTVC y que ahora se convertirá en la oficina central de información de Santa Cruz, en sustitución de la ubicada en General Antequera. También será la nueva casa de la Organización Municipal de los Consumidores (OMIC), del departamento de Población, de Gestión Tributaria y del Distrito Salud-La Salle, el primero que podrá disfrutar, en el mes de abril, de este nuevo espacio municipal ubicado en el parque La Granja. Prácticamente, está todo listo para que en apenas un mes se comience con el traslado de los primeros funcionarios, tal y como confirmó el concejal de Hacienda y responsable de la gestión del patrimonio municipal, Alberto Bernabé.

“La idea es que el mes que viene el distrito Salud-La Salle ya esté instalado. Después será el turno de la OMIC que actualmente está en la calla de La Noria”, afirma Bernabé. El siguiente, aunque aún sin fecha definitiva, será el departamento de Población. “No queremos trasladarlo ahora porque tiene las elecciones en mayo y no nos pareció competente, así que será después de mayo cuando se haga”, apostilla.

Los últimos en incorporarse a este nuevo hogar serán precisamente los departamentos que más relación directa tienen con el público, el de información propiamente dicha y el de Gestión de Tributos. “Hemos pensado que el mejor mes será el de agosto, que administrativamente hablando es prácticamente inhábil, para hacer el traslado del resto de servicios”, explica el edil de Hacienda. Por tanto, será cuando se finalice la campaña de pago voluntario de impuestos cuando se comience con el traslado: “No queríamos que la gente tuviera que ir a pagar los impuestos a General Antequera y si necesitaban información de otro tipo ir a La Granja, así que lo dejamos para el final”, añade Bernabé, quien asegura que “en septiembre “estará todo al cien por cien” en las oficinas del parque La Granja.

oficinas municipales Parque La Granja

Vista general de lo que será la sala principal de atención al público en el edificio de La Granja. / SERGIO MÉNDEZ

En un recorrido por el inmueble se puede comprobar como ya están listas casi todas las instancias, incluso los muebles de atención al público se encuentran ya en el edificio, cuyo coste alcanzó los 100.000 euros. “Es el único gasto en mobiliario que hemos hecho porque el resto de oficinas, como el distrito o Población, se traerán sus propios muebles”, explicó el director general de Patrimonio, Francisco Sánchez. El acceso principal está junto a la cafetería, enfrente al instituto de El Chapatal, mientras que el distrito tendrá su propia entrada por la avenida de Madrid, justo antes del cruce con la avenida de Asuncionistas. En cuanto a la oficina de información municipal, en la que se podrá resolver todo tipo de dudas así como el pago de impuestos, contará con un puesto de información desde donde se dirigirá a los usuarios a la sala de espera en la que se instalan las bancadas con algo más de 60 puestos.

Servicio multidisciplinar

“Se instalará un gestor de colas como ocurre por ejemplo en Hacienda, para facilitar la atención al público”, aclara Bernabé. El espacio, amplio y con un jardín exterior al que también se podrá acceder, hacen de la nueva oficina un lugar cómodo y moderno. “Lo que queremos es que mucha gente pueda hacer muchas cosas. La idea es la de un servicio multidisciplinar en el que los usuarios se sientan atendidas de manera personal”. Ese contacto directo se ha conseguido con la eliminación del mostrador que ahora impera en las otras sedes municipales como la de General Antequera. “Habrá una primera línea de confidentes en la que se atenderá a los usuarios y en la que el resto de vecinos podrá comprobar como evoluciona la atención al público”.

Bernabé subraya que “no todos los puestos nacen ocupados, ya que nacen con la filosofía de que sean multifuncionales y que dependiendo de las necesidades podamos ir dándole un uso distinto”. En total serán unos 40 puestos de trabajo los que se localicen en la parte de información municipal.

“El ciudadano acudirá a una oficina sin barreras físicas, muy luminosa, abierta y en la que no hay despachos”, añade el edil de Hacienda. Sánchez detalla que “estamos valorando que cuando haya que hablar con algún técnico, el usuario pueda pasar a un puesto fijo en el que será el especialista el que baje a hablar con él y no al revés”.

Una oficina que pretende ser cien por cien accesible

Uno de los empeños del Ayuntamiento para esta nueva sede es que el edificio del parque de La Granja sea completamente accesible: “La idea es que el edificio sea homologado como accesible y estamos trabajando para ello de la mano de Simpromi”, indica el director general de Patrimonio, quien añade: “No queremos que haya ni una sola barrera, incluso la cartelería del edifico se pondrá en braille allí donde haga falta”. Precisamente hacer lo más accesible posible el edificio en su interior es lo que más ha costado. “Originariamente la rampa de acceso de la entrada se adentraba hasta el centro de lo que hoy es la sala de espera y tuvimos que levantarla, aplanar y realizarla de nuevo en un lateral para que todo el acceso fuera lo más cómodo posible”, detalla Sánchez. La entrada junto a la cafetería también se ha mejorado colocando baldosas y adecentando las zonas comunes como por ejemplo la escultura que se ve desde esa parte. También se estudia poner en funcionamiento la fuente que está justo en frente de esa entrada y la cúpula que corona el edificio ha sido revestida con el mismo mosaico que se encuentra en las fuentes. “La idea es poder rentabilizar al máximo este edificio”, detalla, por su parte, el edil de Hacienda que adelanta que ha sugerido a Servicios Públicos la posibilidad de poner en funcionamiento, mediante concesión administrativa, una segunda cafetería que se encuentra en desuso en el inmueble.