X
tribuna > Casimiro Curbelo

El estado de la triple insularidad – Por Casimiro Curbelo

   

La semana pasada ha tenido lugar el debate del estado de la nacionalidad. En esta ocasión se ha puesto sobre la mesa una propuesta que para los gomeros reviste gran importancia. El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero asumió que para avanzar en la cohesión territorial de un Archipiélago caracterizado por la lejanía y la fragmentación hay que poner sobre la mesa propuestas concretas que supongan la mejora de la conectividad. Y así lo hizo. Rivero planteó elevar del 50% al 75% el descuento para los pasajeros que transiten entre El Hierro y Tenerife, La Graciosa y Lanzarote y por la futura línea interior de La Gomera. Lógicamente la medida ha sido recibida con satisfacción. Otra cosa es que a algunos nos haya parecido insuficiente.

Y es que nada más darse a conocer la noticia planteé la conveniencia de que los gomeros también se vean beneficiados con el descuento del 75% en sus desplazamientos con Tenerife y no sólo en la línea interior que unirá Valle Gran Rey, Playa Santiago y San Sebastián. Lo contrario podría interpretarse como una discriminación con los residentes de la Isla del Meridiano y La Graciosa que difícilmente se sostiene. En estos momentos el descuento del 50% se divide a partes iguales entre el Estado y el Gobierno autónomo. Si se eleva al 75% resulta claro que la diferencia tendrá que abonarla el ejecutivo canario, cuyo presidente es el que ha hecho el anuncio. Ahora que se está negociando el nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) que recoge las particularidades económicas y fiscales de Canarias consideramos que es el momento adecuado para plasmar y anclar este logro en el documento resultante. El objetivo del REF debe ser garantizar el fuero diferencial de los canarios y nada nos caracteriza más que ser un territorio fragmentado. Precisamos continuamente de unas conexiones que sino fueran subvencionadas resultarían inasumibles para el grueso de los canarios. Esta línea de ayudas debe aparecer reflejada como un instrumento básico en el nuevo REF y así lo haremos valer durante el período de consultas que se ha abierto con los agentes e instituciones para solicitar nuestras aportaciones. Hay que hacer todos los esfuerzos necesarios por anclar las ayudas el máximo posible y evitar que sean objeto de interpretaciones particulares de los gobiernos de turno. Considero una necesidad evidente blindar los descuentos para que no dependan de una simple voluntad política.

Y ello debe ser así en cuanto nos enfrentamos a una crisis muy potente que comenzó afectando a las grandes cifras pero que desde hace tiempo se ha instalado en los bolsillos de los ciudadanos. En Canarias el transporte forma parte de los servicios esenciales además de la Educación, Asuntos Sociales y Sanidad. El aumento del descuento pero sin discriminaciones supondrá un paso importante a la hora de acabar con la doble e incluso triple insularidad al avanzar en la cohesión territorial. Y decimos triple porque en esa situación es en la que viven los vecinos del sur de La Gomera o de La Graciosa.

El presidente del Gobierno lanzó un anuncio valiente pero debe ir más allá. La medida tiene que concretarse en todos sus extremos en un plazo breve de tiempo. Rivero debe ser consciente de que hablamos de un asunto en el que los vecinos de estas Islas nos jugamos mucho. Quizás demasiado. Si ya resulta complicado vivir en un lugar como Canarias aun lo es más hacerlo en una Isla como La Gomera, El Hierro o La Graciosa. Por ello, introducir esta especie de discriminación positiva en los descuentos de los billetes supone otro paso más para hacer una Canarias más igualitaria.

Casimiro Curbelo es PRESIDENTE DEL CABILDO DE LA GOMERA