X
economía >

Gabriel Mato: “Canarias mejora sustancialmente en apoyos de la UE en el nuevo septenio”

   
El eurodiputado canario del PP Gabriel Mato. | DA

El eurodiputado canario del PP Gabriel Mato. | DA

ROMÁN DELGADO | Santa Cruz

Gabriel Mato Adrover, eurodiputado canario del PP, estuvo el jueves en Dublín (Irlanda) con tareas de su partido, en la cumbre de los populares europeos que eligió al candidato a presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. El viernes a primera hora de la tarde ya lo recibía Madrid, y ayer, sábado, otra vez en su casa de verdad, en La Palma. Va y viene como si nada, al menos en apariencia. En ese veloz trasiego de aviones, aeropuertos y facturaciones, más las horas de vuelo, Gabriel Mato aceptó el reto de contestar a estas preguntas, de las que aquí ahora se da cuenta. Ha sido una entrevista a velocidad de crucero, pero aun así ha merecido la pena: hay datos y mensajes de enorme interés para Canarias, entre ellos el avance de que el Archipiélago, pese a los recortes en el presupuesto europeo del nuevo septenio, 2014-2020, sale mejor parado que en el marco precedente, 2007-2013. Como se ve, no todo es malo, y menos si hablamos de las Islas, como a continuación toca.

-En mayo próximo, hay elecciones al Parlamento Europeo, tras cumplirse los cinco años de legislatura. Usted es uno de los dos eurodiputados de origen canario (Mato reside en La Palma) que hay en la Cámara de la Unión Europea (junto al socialista Juan Fernando López Aguilar, de Gran Canaria). ¿Qué balance general puede hacer de su trabajo en Estrasburgo?

“Creo sinceramente que el balance es muy positivo, aunque la valoración, está claro, no la debo hacer yo, sino los ciudadanos. Para ello tienen una magnífica oportunidad el próximo 25 de mayo, el día de las elecciones europeas. Dicho esto, podemos sentirnos satisfechos por haber conseguido que Canarias se consolide con firmeza en los foros europeos, como región ultraperiférica (RUP) que es. Hemos logrado en este periodo legislativo no solo mantener, sino hasta incrementar, en algunos casos, fichas financieras en ámbitos de interés para Canarias. Además, ya las Islas suenen con fuerza en Europa. Y fíjese que siempre digo ‘hemos’, porque, afortunadamente, toda mi actividad ha ido acompañada de grandes dosis de trabajo conjunto. En Europa, para sacar adelante los asuntos se necesitan varias cosas: un grupo político fuerte, y el PP es el mayor de Europa, y unidad de acción, que la hemos tenido”.

El eurodiputado canario interviene en el plenario del parlamento de Estrasburgo. | DA

El eurodiputado canario interviene en el plenario del parlamento de Estrasburgo. | DA

-En estos momentos, usted preside la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, puesto en el que sustituyó a su compañera de partido Carmen Fraga. En el tiempo que lleva con esa responsabilidad, han salido adelante asuntos de interés para las Islas: la renovación del acuerdo de pesca con Marruecos, que abre caladeros del África cercana a la flota artesanal isleña; la renovación, con aumento de la ficha financiera anual de forma notable, del llamado Posei-Pesca, y las nuevas Organización Común de Mercado (OCM) de la Pesca y Política Pesquera Común (PPC). ¿Qué logros para el Archipiélago destaca en cuestiones tan importantes para el sector extractivo y acuícola de las Islas?

“El acuerdo pesquero con Marruecos es un buen convenio, y no fue nada fácil sacarlo adelante. Tiene una vigencia de cuatro años, y permitirá la vuelta a esos caladeros de casi un centenar de barcos, en su mayoría de carácter artesanal y con más de 700 tripulantes a bordo, con gran impacto en Canarias. En torno a 33 barcos atuneros cañeros de las Islas se benefician de ese acuerdo, que en su conjunto es mejor que el anterior. Si bien se reduce el número de barcos de 137 a 126, las posibilidades de pesca se incrementan el 33%, con un coste menor para la UE, dado que se aumenta el canon que paga el sector pesquero. Estamos hablando de 40 millones de euros anuales, de los que 16 millones son por el acceso a las aguas administradas por Marruecos, 14 en apoyo sectorial y 10 que los paga el sector en forma de canon. Respecto al programa Posei-Pesca, que ahora se integrará en el nuevo Fondo Europeo Marítimo y Pesquero, hemos conseguido avances muy notables para Canarias. En primer lugar, hay un aumento por encima del 50% en la partida presupuestaria global del Posei-Pesca, y se ha logrado que el nuevo fondo estructural de la pesca siga concediendo ayudas a las paralizaciones temporales y definitivas para hacer frente a situaciones críticas, como la finalización de acuerdos pesqueros con países terceros. Las ayudas a las paralizaciones han sido uno de los elementos fuertes en la negociación para nuestro país por la propuesta inicial de la Comisión Europea de suprimirlas. Además, se dispondrá de ayudas para la modernización de la flota. En relación con la reforma de la PPC, las instituciones europeas alcanzaron un acuerdo sobre la modificación del reglamento marco de ésta y del reglamento de la OCM de productos pesqueros. En este proceso, la labor del Grupo Popular fue decisiva para evitar la paralización de la actividad de muchos barcos españoles. La reforma garantiza la actividad de los 300 barcos españoles que se encuentran faenando en aguas comunitarias. Otra cuestión relevante es que España logró el mantenimiento de los requisitos específicos actuales para el acceso a las aguas de las zonas ultraperiféricas. Esto significa que a una distancia de 100 millas de las costas de Canarias solo se permite faenar a los buques locales y a los que tradicionalmente pescaban allí. La reforma de la PPC concede un trato preferencial a la pesca artesanal en aspectos clave como el reparto de las cuotas pesqueras, lo que es un elemento muy positivo para Canarias, donde la flota está constituida en su gran mayoría por barcos pequeños. También son muy importantes los logros en materia de descartes (devoluciones de peces al mar por superar las cuotas permitidas o por no cumplir las tallas mínimas). El calendario para la prohibición de descartes autoriza un porcentaje máximo para los descartes inevitables o aquellos para los que no se disponga de cuota, que será del 7% los dos primeros años de aplicación de la reforma, del 6% los dos siguientes y del 5% a partir del quinto año. A esto se une que la reforma introduce flexibilidad en la manera de gestionar las cuotas, lo que sin duda alguna es un gran avance. El PP, y lo digo con orgullo, ha jugado un papel fundamental para lograr que se revisaran las posturas iniciales del Parlamento Europeo que endurecían, más si cabe, la propuesta del Ejecutivo comunitario. Así, se accedió a retrasar hasta el año 2020, como muy tarde, el establecimiento del denominado rendimiento máximo sostenible, que determinará los niveles de capturas. De niveles que en algunos casos no hubiesen permitido alcanzar ese objetivo, ni aun prohibiendo totalmente la pesca, se ha pasado a niveles que tienen en cuenta la situación socioeconómica del sector y que aplican parámetros graduales y flexibles, siempre teniendo en cuenta, al mismo tiempo, el respeto medioambiental de los recursos pesqueros”.

-¿Cuándo estará aprobado el fondo estructural vinculado al sector pesquero y cómo quedará la foto de España y Canarias, si dispone de algún avance, en la recepción, para el nuevo septenio, de recursos comunitarios con destino a esas actividades productivas?

“Ya hay un acuerdo político entre el Consejo, la Comisión y el Parlamento, y está previsto que el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP) se apruebe en el pleno de abril en Estrasburgo; en principio, el martes 15 de abril. La foto del fondo es, como decía antes, magnífica para los intereses de España y de Canarias”.

-Como usted bien sabe, no todo ha salido en la UE como Canarias quería y deseaba. Un ejemplo de que a veces no llueve a gusto de todos es el convenio pesquero con Mauritania, que deja amarrada la flota arrastrera de cefalópodos con base en Las Palmas de Gran Canaria y con serios problemas de rentabilidad a los grandes atuneros que descargan en el principal puerto canario (hay además un fuerte impacto en las instalaciones de frío radicadas en ese recinto). ¿Qué ha pasado con estas dos cuestiones y qué soluciones puede haber para que esas embarcaciones no se oxiden amarradas a puerto, en especial los buques de Anacef?

“Es cierto que este es uno de los asuntos que no pudimos ganar, y bien que lo peleamos, hasta el último segundo. La mejor prueba de ello es que, entre el primer acuerdo y el finalmente aprobado por el Parlamento, hay enormes diferencias, todas muy positivas. No logramos incluir a la flota cefalopodera canaria y el asunto de los desembarques no fue del todo satisfactorio. Sin embargo, hay que felicitar al sector y a los empresarios del puerto de La Luz y de Las Palmas, que no han dejado un segundo de luchar y buscar alternativas. Ahora, ya estamos trabajando en la renovación del pacto mauritano, y tengo el compromiso por escrito de la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, de negociar la reintroducción de los cefalopoderos con motivo de la próxima renovación del acuerdo con ese país africano”.

-A la excelente noticia de que las zonas de pesca administradas por Marruecos van a recibir embarcaciones artesanales de las Islas (sobre todo atuneros cañeros -23 licencias- y mucho menos barcos para la captura de demersales -10-, en torno a 33 pesqueros de toda Canarias), se ha unido este año la decisión del ICCAT sobre la anulación de la veda para la captura de atún rojo en primavera. Usted siguió de cerca ambos procesos, ¿fue difícil alcanzar esos objetivos? ¿Por qué?

“Este ha sido uno de los mayores logros que hemos conseguido. Estábamos ante una situación absurda, dado que nuestros pescadores no tenían derecho a ir a pescar atún rojo como pesca dirigida y además disponían, en concepto de pesca accidental, de una cuota absolutamente vergonzosa que había sido negociada por el anterior Gobierno socialista. Hemos conseguido, y aquí quiero hacer especial hincapié en que solo ha sido posible gracias al empeño del secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, no solo poder ir a pescar como pesca dirigida, sino también hacerlo en las fechas en que el atún pasa por Canarias, de febrero a junio (permitirá a la flota de las Islas capturar esa especie antes de que empiece a emigrar al Mediterráneo), cosa que antes no se podía. Además, se ha ampliado el número de puertos canarios para poder desembarcar el atún, lo que facilita notablemente la labor a nuestros pescadores. Pero seguimos teniendo el problema de la cuota. La cantidad asignada, 29 toneladas, es una cuota ridícula y, a pesar de que el Gobierno de España nos ha adjudicado un aumento con cargo al fondo de reserva hasta llegar a las 58 toneladas [la demanda isleña es de 200 toneladas], la cifra resultante sigue siendo claramente insuficiente”.

-La acuicultura isleña está en una honda crisis. Han cerrado muchas explotaciones marinas, otras se han abandonado y, como consecuencia del nefasto planteamiento público-privado que se ha realizado para la implantación de esta actividad en las Islas (para muchos el futuro en la producción de pescado), el modelo se ha ido a pique y ahora hay que volver a levantarlo con otros registros. ¿Cuál es su opinión al respecto y qué orientaciones se incluirán en el nuevo fondo estructural para esta actividad? ¿Cuál es el camino en Canarias?

“El nuevo reglamento de la PPC pretende dar un impulso a la actividad de la acuicultura. Es la primera ocasión en que la Comisión Europea reconoce la dimensión europea de la política acuícola. Hasta la fecha, estaba claro que la política de pesca extractiva sí debía tener una dimensión europea por la movilidad geográfica de los recursos pesqueros, pero había dudas sobre si la acuicultura la debía tener o no. La Comisión reconoce abiertamente la dimensión europea y común de la política de la acuicultura sobre la base de que las decisiones estratégicas sobre acuicultura de un Estado miembro pueden afectar al desarrollo en los Estados vecinos. Además, se reconoce la necesidad de satisfacer mejor las obligaciones de información sobre los productos pesqueros para ganar la confianza de los consumidores. Varias son las novedades de la PPC reformada. La primera es la obligación de cada Estado miembro de aprobar un plan estratégico nacional y multianual. Este tipo de documento estratégico por fin obligará a las diferentes administraciones (estatal, autonómicas y municipales) a coordinarse en torno a una visión de futuro que sea común, de compromiso. La acuicultura es una actividad que requiere de planificación a largo plazo, y la inexistencia de un documento estratégico con objetivos de desarrollo claros limita sus posibilidades. Canarias también puede apostar por la acuicultura”.

-Hace pocos días, usted calificó la reforma del Posei hoy archivada de “revolución”. ¿Por qué ha aplaudido con tanta fuerza el fracaso del comisario Ciolos, o sea, el cierre de la reforma hasta ya se verá más adelante? ¿Qué se barajaba en la propuesta de nuevo reglamento que preparaba la Comisión que tan poco le gustaba? ¿Por qué era tan negativa para los productores agrarios de las Islas, o para los importadores, en el caso del REA?

“He mostrado mi satisfacción ante el retraso en la presentación de la reforma del Posei porque los primeros datos de la reforma eran tremendamente negativos para los intereses de Canarias, y no solo del sector platanero, que quede muy claro. Siempre he defendido al sector platanero, y lo seguiré haciendo, como lo he hecho con el resto de sectores agrícolas y ganaderos, pero no hay que confundir las cosas. El Posei es un magnífico instrumento y hay que defenderlo a toda costa porque es la garantía de pervivencia del sector agrario en Canarias. Sin Posei, no hay agricultura ni ganadería en Canarias. Así de claro. Ahora bien, es necesario mejorarlo. Sin duda alguna. El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, ha decidido retirar un proyecto que, con toda seguridad, había elaborado con espíritu constructivo, pero que no correspondía a las necesidades específicas de Canarias y del resto de las regiones ultra periféricas. A la vista de la reacción que el borrador de la Comisión suscitó, tanto en medios del Parlamento Europeo como entre las regiones afectadas, el comisario dio marcha atrás y se comprometió a la realización de un estudio de impacto previo a la presentación de cualquier propuesta oficial. Las RUP siempre hemos tenido un trato diferenciado en relación con las políticas horizontales que se aplican a otros territorios. Propuestas como la ecologización o el denominado capping (recorte de ayudas a partir de un determinado monto) no tienen sentido en zonas con pocos agricultores y con un volumen muy limitado de unidades productivas.

Tampoco lo tiene plantear medidas que pueden incentivar el abandono de las organizaciones de productos. No toda esa propuesta era negativa. Afrontaba algo que tenemos que abordar sin dilación y que además tan solo requiere voluntad por parte del Gobierno de Canarias, y no una reforma en profundidad del Posei. Es el reajuste del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) de forma que no suponga una amenaza para el desarrollo de las producciones locales. Una medida de esta índole se encuentra perfectamente en la línea de las demandas de los sectores canarios, y es la filosofía que emana igualmente de la última revisión del Posei. Hay sectores que están descontentos, y yo lo entiendo. Las ayudas de Europa llegan rápidamente a los agricultores, como es el caso del plátano; las que debe afrontar el Gobierno de Canarias no llegan, como son los casos del sector ganadero y del tomate y la viña, por poner varios ejemplos. Pero ese no es un problema tan solo del Posei”.

-Desde su punto de vista y con los datos que maneja, ¿cómo califica el nuevo marco presupuestario de la UE, el septenio 2014-2020, atendiendo a los recursos que llegarán a las Islas en concepto de fondos estructurales y de apoyos específicos a las regiones ultraperiféricas, entre ellas Canarias? ¿Se mantiene el flujo financiero del periodo anterior, el de 2007-2013?

“En el marco del presupuesto de la Unión para el periodo 2014-2020, se invertirán 325.000 millones de euros con cargo a la política de cohesión en los estados miembros, sus regiones y sus ciudades, con objeto de cumplir los objetivos a escala de la UE en materia de crecimiento y empleo, así como para combatir el cambio climático, la dependencia energética y la exclusión social. El impacto global de esta inversión no es menor y ascenderá a más de 500.000 millones, al tener en cuenta la contribución nacional de los Estados miembros y el efecto multiplicador de los instrumentos financieros. Para España, y obviamente para Canarias, los fondos de la política de cohesión europea han sido, y siguen siendo, uno de los instrumentos principales para afrontar sus retos de desarrollo y para la aplicación de la Estrategia Europea 2020. Los más de 27.000 millones que España obtendrá de la política de cohesión europea suponen para el país y para Canarias una importante inyección financiera, y la posibilidad de abordar, con urgencia, la recuperación del empleo y la competitividad que se han perdido durante la crisis. A efectos de su elegibilidad en la política de cohesión, Canarias queda encuadrada en la nueva categoría de regiones en transición, lo que implica de entrada recibir un volumen de ayudas de cohesión mayor del que le hubiera correspondido de seguir con la clasificación 2007-2013. Además, la realidad del Archipiélago facilita disfrutar de parte de los fondos específicos para compensar las desventajas que supone la ultraperificidad. Este fondo específico para las RUP, las aisladas y las escasamente pobladas, asciende a 1.387 millones. Puede suponer para Canarias alrededor de 500 millones adicionales a la dotación por la política de cohesión. Las Islas recibirán además, por su condición de región ultraperiférica, una ayuda adicional de 30 euros por habitante y año. Ésta se sumará a la intensidad de ayuda que les corresponda por su pertenencia al grupo de regiones en transición. Canarias se beneficia también de una tasa de cofinanciación más alta de la que le correspondería, del 85%, a excepción de la dotación RUP, que será del 50%. Su dotación adicional no estará sujeta a la obligación de concentración temática que rige en este periodo de programación. Éste fue uno de los asuntos en los que más hemos tenido que batallar. Finalmente hemos ganado. Por todo ello, puedo afirmar con rotundidad que la posición de Canarias mejora sustancialmente en términos financieros y en relación con el periodo anterior, 2007-2013. Canarias, que entre 2007-2013 ha recibido de la política de cohesión alrededor de 1.700 millones, calcula que superará los 2.000 millones en ayudas de cohesión. Por ello, también se mejora el nivel de ayuda global por habitante y año en Canarias en relación con el periodo 2007-2013. Teniendo en cuenta la reducción general del tamaño del presupuesto europeo, los datos de las Islas tienen aún mayor relevancia”.

-¿Qué opinión hay en Europa, la que usted percibe, acerca del follón sobre el petróleo que se ha montado en Canarias, con recursos judiciales, consultas populares planteadas y un largo etcétera? ¿Están asombrados en Bruselas por tanto jaleo?

“A cualquiera asombra que el gobierno de una comunidad con tasas de paro del 32% y el 65% de paro juvenil rechace la exploración de fuentes de riqueza como el petróleo sin motivos y por oportunidad política. En el Parlamento Europeo no se ha montado ningún follón sobre el petróleo. Las prospecciones petrolíferas se han tratado en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo como cualquier otra consulta. De hecho todas las respuestas por parte de las autoridades comunitarias, hasta ahora, han sido contrarias a las pretensiones del Gobierno de Canarias y de determinados colectivos. Ojalá el presidente del Gobierno de Canarias ponga tanto interés en luchar contra el paro como el que pone en contra de las prospecciones, que no olvidemos que no son más que eso: prospecciones para intentar averiguar si hay petróleo, ni siquiera hablamos de la extracción”.

-Aún no ha trascendido si volverá a estar en la lista del PP para las elecciones europeas de mayo próximo. Esto no se conoce de forma oficial, aunque sí creo que usted quiere y que casi con total seguridad repetirá y volverá a salir elegido. En Canarias, la valoración de su trabajo es buena. ¿Imagino que ya está pensando en la campaña? ¿Cuándo se conocerá si es candidato a eurodiputado de nuevo y en qué lugar de la lista nacional lo van a colocar?

“Nunca he ocultado mi ilusión por continuar otra legislatura más en el Parlamento Europeo, pero, a día de hoy, no sabemos nada en relación con las listas electorales. Sobre la campaña electoral, creo que tengo una ventaja: empecé mi campaña el día siguiente de ser elegido diputado europeo, en 2009. La mejor campaña es la del día a día, y no la de los 15 días antes de las elecciones”.

-¿Se puede ejercer de manera óptima el trabajo de eurodiputado, para el caso de un político canario, sin estar de forma continua en las Islas, que es lo que usted sí hace?

“Pasamos gran parte del tiempo entre Bruselas y Estrasburgo, pero yo creo que me sería muy difícil defender los intereses de Canarias sin vivirlos. Antes hablábamos del esfuerzo de intentar estar todas las semanas en Canarias, y lo es, pero yo no concibo hacer mi trabajo sin un contacto permanente con las Islas”.

-¿Cómo ve la política en las Islas desde las ventanas abiertas en Bruselas, Estrasburgo y La Palma, que usted ha sido consejero canario y presidente de la Cámara regional? ¿Qué sensaciones ha tenido sobre lo que aquí ocurre, con su partido ahora en la oposición en el Parlamento autónomo?

“El PP no está en la oposición por lo que decidieron los canarios, que apostaron claramente por José Manuel Soria como presidente del Gobierno autonómico. Tenemos un Gobierno que, lejos de luchar por los intereses de los canarios, lo hace por mantenerse frente a los suyos. Hay un pacto entre dos partidos absolutamente rotos internamente y en cuyo horizonte no está resolver los problemas que preocupan a los canarios, como el paro, el fracaso escolar, la sanidad, la pobreza o la exclusión, sino ver cómo pueden mantenerse en los puestos. Frente a eso, el PP seguirá, desde la oposición y con fortaleza, centrando sus esfuerzos en hacer propuestas para mejorar la calidad de vida de los canarios, lo que pasa principalmente por generar empleo”.