X
arona >

José Julián Mena: “Un PGO paralizado ha creado una depresión colectiva”

   
José Julián Mena PSOE Arona

José Julián Mena. | DA

NICOLÁS DORTA | Arona

Algunos dicen que José Julián Mena tiene una oportunidad de oro para posicionarse como un sólido candidato a ocupar puestos de responsabilidad en un futuro gobierno de Arona de cara a las elecciones del año que viene, tras un mandato nacionalista, que aunque goza de mayoría absoluta, pasa por épocas duras, por más que lo disimule. Pero de momento Mena encabeza el principal partido de la oposición con el PSOE. Lleva la tarea hecha a los plenos, fiscalizando cada expediente, poniendo sobre la mesa alternativas a la labor del gobierno de Francisco José Niño. Se lo toma en serio.

-¿Cómo se presenta este año preelectoral para el PSOE de Arona?

“En 2015 habrá elecciones locales. Será el punto y final de un mandato bastante convulso, con la inhabilitación del antiguo alcalde por prevaricación incluida, y en la cual podemos constatar que las malas políticas realizadas en los mandatos anteriores por Coalición Canaria están quedando al descubierto de la peor manera para la Administración local. El ciclo de CC se ha agotado porque el municipio ya no soporta por más tiempo los desmanes de un gobierno poco solvente y sin ideas claras, mucho más preocupado por sus sueldos que por enderezar el rumbo. Ha llegado el tiempo de actuar. Queremos recuperar la imagen del municipio, el desprestigio y la pérdida de credibilidad de sus gobernantes han terminado ahuyentando a los inversores”.

-¿Cuáles han sido los principales problemas con los que a su juicio se ha enfrentado el gobierno en estos últimos años?

“Le pongo tres ejemplos rápidos: la crisis de los socorristas en las playas que tanto ha dañado nuestra imagen turística, debido a la pésima gestión del gobierno que ha tenido a trabajadores durante meses sin cobrar, y apareciendo día sí y día también en los medios poniendo en cuestión el modelo de seguridad de nuestra principal fuente de riqueza como es el turismo. Otra cosa es la dura sentencia que anula el Plan General y que retrotrae el municipio en modelo de desarrollo y planificación a los años 80. Y por si fuera poco, la última sentencia de anulación del concurso del Servicio de Mantenimiento, donde ha quedado al descubierto los malos manejos en los concursos públicos y que abre la puerta a duras indemnizaciones que tendrán que soportar los aroneros. Creo que es el momento de cerrar un pasado de un modelo caduco e inoperativo y descubrir nuevas personas y políticas”.

-¿Cuáles son las alternativas que proponen los socialistas?

“Arona necesita un gobierno que entienda el papel que juega el municipio en el contexto insular y canario. La pieza clave de la calidad de nuestra oferta turística debe radicar en la formación del capital humano. Tenemos que liderar la implantación de la formación ocupacional en materia turística en Tenerife, animar a nuestros jóvenes a prepararse, poner los medios para ello desde los poderes públicos, y colaborar con las empresas turísticas en esta materia. El PSOE nunca dejará de lado a los damnificados durante la última década con los gobiernos nacionalistas. Todos advertimos una dejación de funciones de un gobierno roto, enfrentado, con luchas intestinas, que hace mucho tiempo dejó de creer y luchar por el bien común. Entendemos que un índice de participación política inferior al 50% nunca otorga legitimidad a ningún gobierno, sino muestra el fracaso”.

-El gobierno local presume de tener las cuentas saneadas. ¿Cómo aprecia usted esa gestión?

“Coalición Canaria administra los presupuestos locales de forma insolidaria. Los desequilibrios entre los barrios se siguen incrementando y rompen la vertebración y la paz social de nuestro municipio. Causa repulsión que las cuentas municipales estén pagando intereses leoninos por préstamos que se piden y luego no se invierten o se retienen hasta el año preelectoral. Tengo que decirle otros datos. En contratos como el de Limpieza y Recogida de Basura, se han ocultado datos, y no se ha actuado frente a los incumplimientos graves en la prestación. El gobierno modificó contratos con recortes que han supuesto una rebaja en la calidad del servicio y puesto al borde del despido a muchos de los trabajadores. La gota que colmó el vaso fue la presencia de un nuevo ERE en Residuos planteado por registro de entrada para mayor angustia de los trabajadores, donde los nacionalistas han estado faltando a la verdad, pero conocían que todo esto iba a ocurrir. Los socialistas creemos que el Ayuntamiento de Arona debe asumir determinados servicios públicos, así como la gestión del litoral. Así se lograría dar seguridad a los trabajadores y un control adecuado de los servicios e igualmente mayores ingresos. Esa será nuestra propuesta: avanzar hacia la gestión directa de servicios públicos esenciales”.

-¿Habrá alguna vez un Plan General tras ser recurrida la sentencia que lo anula?

“Creo que después del varapalo judicial el gobierno municipal ha utilizado la táctica del avestruz, es decir, esconder la cabeza. La situación ha generado una depresión colectiva entre ciudadanos, inversores y mantiene el desarrollo sostenible de este municipio anclado en la losa del pasado. No debemos olvidar nunca cómo se prometió la creación de 10.000 puestos de trabajo con el desarrollo del plan El Mojón supeditado a la aprobación Plan General de Arona. La terca realidad nos ha conducido a que desde la Alcaldía se ha vetado la efectividad de su iniciativa para crear un Consorcio urbanístico y delegar la competencia municipal. Y luego dicen que el plan está caducado, comparándolo con un yogurt, al mismo tiempo que instan el recurso a la sentencia que declara la nulidad. Los socialistas entendemos que no es un tema de bipolaridad política sino de no tener ni idea de lo que tienen entre manos, en este caso el futuro de cerca de 90.000 aroneros”.

-¿Es sostenible para CC el modelo de sol y playa y la modernización de los servicios?

“El gobierno municipal, con la gestión de turismo de sol y playa, ha ocultado sus caóticas políticas que han puesto en pie de guerra el litoral marítimo-terrestre con la pérdida de banderas azules, con servicios sin contrato y permitiendo que particulares puenteen al Ayuntamiento y pidan autorizaciones directamente en Costas, con lo que los vecinos de Arona pierden ingresos que reinvertir en políticas sociales y servicios públicos dignos. Muchas de las cosas que han sucedido con contratos como Protección Civil, Mantenimiento de Vías Publicas y Edificios, Limpieza y Recogida de Basura, Salvamento y Vigilancia en Playas y explotación de los servicios de temporadas y la grúa municipal se hubieran evitado si hubieran hecho caso a las advertencias de los servicios jurídicos municipales y a la Intervención de Fondos. Pero han seguido adelante y han guardado los problemas en los cajones”.