X
san juan de la rambla>

Jóvenes del municipio crean una alternativa electoral

   

LUIS F. FEBLES | San Juan de la Rambla

AUP, San Juan de la Rambla

Más de 20 personas componen esta nueva alternativa política. | DA

Su nombre es cada vez más conocido, aunque esperan ser la sorpresa de las elecciones municipales del año 2015. La Asamblea Unificada del Pueblo (AUP), un grupo de jóvenes de diferentes lugares de la localidad que han decidido implicarse en la vida política con la intención de dar un cambio de rumbo al complicado panorama en San Juan de la Rambla, traza ya su programa y su hoja de ruta con la mira puesta en los próximos comicios.

A través de sus asambleas de barrio recogen el sentir y las reivindicaciones de aquellos vecinos que exigen cambios reales y demandas que no han sido cumplidas por los actuales mandatarios. Este colectivo de organización horizontal integrado por más de 20 jóvenes con formación universitaria surge en medio de un clima político conflictivo, y precisamente, es la “limpieza” de las instituciones municipales el principal cambio que quieren conseguir para su pueblo.

Hasta ahora, AUP ha realizado asambleas en distintos núcleos de la localidad y, tal y como señala uno de sus miembros, Manolo Borges, “su sede son las plazas públicas”.

Tras el escaso éxito de la manifestación (25 vecinos) convocada por esta formación para pedir la dimisión del alcalde ramblero, Tomás Mesa, el 7 de febrero, por el momento “no habrá ningún tipo de protesta de este calibre hasta los comicios del próximo año”, indica Borges.

Así, aclara que “el pueblo parece que está resignado ya que todo afecta un poco, aunque no quieran a este alcalde del PP, la mayor parte de los ciudadanos rambleros no están por la labor de protestar en las calles”.

Tal y como manifestaron en un primer momento a este rotativo, desde que se realizó la primera reunión ciudadana, tanto la Agrupación Independiente de San Juan de la Rambla (AIS)- Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP) y PSOE han intentado posicionar al nuevo partido en uno de los bandos políticos.
Sin embargo, confirman que “no se sitúan en ninguna facción, y en el caso de posibles pactos, no van a tomar decisiones”.