X
Güímar >

El juzgado archiva la denuncia por prevaricación contra la alcaldesa Carmen Luisa Castro

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Güímar ha notificado este miércoles un auto de sobreseimiento y archivo de la causa contra la alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, y de una técnico municipal a raíz de la denuncia y petición de imputación de ambas por la supuesta comisión de un delito de prevaricación. Castro explica que “se va a estudiar si corresponde iniciar una vía y presentar una querella, porque creo que se nos ha calumniado y puesto en tela de juicio el cumplimiento de la normativa por parte de este Ayuntamiento, de sus técnicos y de esta alcaldesa”.

La alcaldesa explica que “en todo momento consideramos que existía una motivación legal a la decisión de continuar adelante con la resolución infractora y que sí que habríamos prevaricado si no hubiéramos seguido con los trámites; siempre se actuó conforme a la legalidad, sin ningún tipo de cuestión personal, y se comunicó toda la información y derechos al interesado, lo que incluyó transcripción del informe de los agentes denunciantes y la resolución del expediente”.

El auto, que se ha notificado hoy a la alcaldesa, decreta el sobreseimiento y el archivo de la causa al considerar que “en modo alguno se evidencia la concurrencia del tipo imputado, pues la alcaldesa obró dentro del ámbito de la función, dictando la resolución bajo la fundamentación que entendió aplicable, sin omisión de ningún trámite esencial del procedimiento, sin que de forma patente y clamorosa desborden la legalidad ni exista patente y abierta contradicción con el ordenamiento jurídico”.

Asimismo, tras el estudio de las pruebas aportadas por el Ayuntamiento sobre los hechos que han derivado en esta denuncia, el auto señala que el denunciado “hizo caso omiso a las señales de los agentes y, además, alteró la seguridad ciudadana mediante comentarios irrespetuosos, gritando e insultando y recriminando la actuación policial”

PROCESIÓN EN EL PUERTITO

Los hechos se refieren a la denuncia de los agentes de la Policía Local el 25 de julio de 2013 contra V.A.A. a raíz de que esta persona intentara circular con su vehículo por una vía temporalmente cerrada al tráfico por el paso de una procesión en la calle Almirante Cervera de El Puertito y durante las fiestas patronales. Los agentes informaron de que no se podía acceder a esa calle pero la persona denunciada insistió en continuar y, además, lo hizo realizando alterando la seguridad ciudadana, según la denuncia.

Seguidamente, se abrieron dos vías. Un expediente en el Ayuntamiento de Güímar, por “no respetar las señales de los agentes de la autoridad que regulan la circulación”, y un segundo por parte de la Subdelegación del Gobierno (la causa está suspendida en la actualidad), organismo competente en este caso, por “alterar la seguridad colectiva y originar desórdenes en la vía, espacios o establecimientos públicos, al desobedecer las órdenes de los agentes de seguridad en un acto religioso en perjuicio de garantizar la seguridad ciudadana, realizando comentarios irrespetuosos, gritando e insultando y recriminando la actuación policial”.

El denunciado estimó que, al continuar con la resolución del expediente municipal, se vulneraba el principio non bis in ídem, que impide que una misma persona sea sancionada en dos ámbitos diferentes por la misma infracción. Por ello, presentó una denuncia ante este Juzgado de Güímar, al considerar que el Ayuntamiento estaba cometiendo un delito de prevaricación al continuar con la tramitación del expediente