X
tribuna>

Las lealtades – Por Aurelio Abreu Expósito*

   

Las discrepancias entre el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias a cuenta de la situación de las Urgencias y la necesidad de abrir este servicio en el Norte han dado pie a que se hable mucho últimamente del concepto de lealtad institucional. Es un concepto al que, personalmente, tengo una enorme estima, porque entiendo que desde esa lealtad es desde donde se puede cimentar la necesaria coordinación y colaboración entre Administraciones. Si nuestro fin común es el bienestar de los ciudadanos, la lealtad es fundamental para que nuestras acciones lleguen a buen puerto. No obstante, hay una primera lealtad insoslayable, y es con la ciudadanía de Tenerife. A ella le debe el Cabildo Insular de Tenerife su lealtad más inmediata. Y la lealtad se traduce en defender los intereses de los ciudadanos por encima de cualquier otra consideración. Es lo que hemos hecho con la Sanidad pública de esta Isla, por ejemplo. Tenerife es el asunto prioritario de nuestra agenda política. Es lo que más nos importa, porque nuestro compromiso es con la Isla y con los tinerfeños. Desde el Gobierno, los socialistas tenemos como objetivos irrenunciables dar a la Isla verdadera cohesión social y territorial. A la cohesión social se llega territorializando los servicios, para que se presten en igualdad de condiciones en toda la Isla y lleguen a todos los ciudadanos con independencia de dónde residan. Es lo que desde el PSOE llamamos “el anillo insular de servicios sociales”, un cambio en la gestión y en la mentalidad que venimos implantando desde 2011. Del mismo modo, entendemos que la generación de empleo también debe ser equitativa en toda la Isla, procurando que los polos de actividad económica no se concentren en determinados municipios en detrimento del resto, sino que exista un retorno entre unos y otros. La cohesión territorial la estamos garantizando a través de instrumentos como el Plan de Cooperación, en el que el Cabildo se compromete a mejorar las infraestructuras de todos los municipios, de acuerdo con sus demandas. Todos los ciudadanos de Tenerife tienen derecho a unos equipamientos básicos y por primera vez el Cabildo asegura inversión en todos los municipios, guiados por unos principios de equidad y solidaridad que no habían formado parte hasta ahora de la historia de esta Corporación. El medio ambiente y la movilidad deben ser también ejes de la cohesión que deseamos para Tenerife y por la que trabajamos cada día desde el Cabildo. El medio ambiente, porque es nuestra principal riqueza, el tesoro más valioso que poseemos. Es una herencia de la que disfrutamos tanto nosotros como quienes nos visitan, y de su gestión racional y sostenible podemos generar empleo y beneficios para los ciudadanos. El turismo que nos visita lo hace atraído por nuestra oferta medioambiental, ya sea de montaña, de volcanes o de costa. Lo tenemos todo, y es nuestro deber tenerlo en excepcionales condiciones. La movilidad constituye otro de los puntos que más concitan nuestro interés, como demuestra la batalla desde el Área de Carreteras para finalizar el anillo insular y conseguir para la ciudadanía de Tenerife una conexión rápida y segura entre el norte y el sur de la Isla, que facilite los desplazamientos en condiciones óptimas, dejando atrás el tortuoso camino que hacen cada día miles de usuarios, perdiendo tiempo y dinero. Todas éstas, y muchas más, son las cuestiones que nos preocupan a los socialistas para poner a Tenerife en el lugar que le corresponde, para que alcance el máximo potencial que tiene, que es mucho. Lograr que ese objetivo sea realidad es la ilusión con la que nos despertamos cada mañana, porque es dar cumplimiento a la lealtad que sentimos hacia la Isla.

(*) VICEPRESIDENTE Y CONSEJERO DE BIENESTAR, SANIDAD Y DEPENDENCIA DEL CABILDO DE TENERIFE