X
entre cortados>

Pedazo de ti – Por Arun Chulani

   

Hola. Cuánto tiempo… tanto, que no sé ni por dónde empezar. Supongo que me recordarás, difícil olvidarme, por haber sido tanto el uno del otro. Si me pongo sentimental desde ya, he de decir que, realmente, creo que tú has sido más de mí que yo de ti. No hay por qué mentirnos: es la pura realidad. Tú me mantenías vivo, me pellizcabas y despertabas cada vez que se te antojaba. Hubo una época en la que ni me dejabas dormir; un sinvivir continuo, pero el mejor sinvivir. Y sí: yo te mantuve a ti también vivo. Al menos, durante un largo tiempo. Te hacía pasar por su casa, trasteaba con tu cabeza y jugaba con el tiempo, desesperándote cada vez que ella tardaba más minutos de los que había dicho. Te hacía quererla a rabiar. A ella: a mí. Y a pesar de todo, de las noches insómnicas, de los silencios besados, de los besos silenciados… deseaste deshacerte de mí. De ella. De los dos. En un principio pensé que me dejaste en aquel rincón por el frío que te daba dormir conmigo, piel gélida. Lo descarté al enterarme de que no dormías. Otra opción era que encontraste a otro con quien ocupar mi hueco. A otra. Tampoco. Me equivoqué. Me di cuenta en el momento que desapareciste por completo, cuando cogiste las maletas y me desenganchaste de ti, de tu piel, de tu sentir. Separado de ti, por culpa de alguien que no era yo. Era por ella. Y tampoco culpable, no me malinterpretes… llamémoslo circunstancias de la vida, mejor. Fuera como fuese, ya no estabas. Ni yo en ti. No sé quién te lo dijo, pero te mintió. Desengancharte de mí, el pedazo de ti del que se apoderó ella… ¿pero qué te has creído? Soy parte de ti, ¿entiendes? Solo yo puedo hacerte recordar su aroma, su carisma y dulzura. Su manera de hacerte rabiar. Únicamente yo puedo evocar lo bueno. Ojo: también lo malo. He aquí la balanza… y el recordar por qué ya no es la más importante de tu vida. Ella, no yo. Así que de mí acuérdate, que yo sigo siendo un trozo en tu biografía. Viviré contigo, y tú conmigo. Juntos, pero separados. Aunque no lo quieras, yo he sido más de ti que tú de mí. Y si no lo ves así… mientes.
@arunchulani