X
tenerife >

La plantilla del casino del Sur pide al Cabildo blindar su situación actual

   
sindicatos UGT CCOO casino de Playa de Las Américas

Representantes de los sindicatos y del comité de empresa, ayer, en rueda de prensa. / FRAN PALLERO

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los miembros del comité de empresa del casino de Playa de Las Américas trasladaron ayer al presidente del Cabildo, Carlos Alonso, su rechazo a la privatización de esta infraestructura, aprobada recientemente por el Pleno de la Corporación insular. Tras celebrar una asamblea la pasada semana, los trabajadores aprobaron por unanimidad su negativa al proceso de venta de la empresa, que hasta ahora pertenece a la institución insular, ya que aseguran que esta medida no se entiende puesto que el casino aporta importantes beneficios económicos.

Del mismo modo, solicitaron a Alonso que mantenga la situación laboral de las 56 personas que forman la plantilla (a las que se suma otra veintena más de servicios externalizados), con el fin de garantizar su continuidad laboral a largo plazo, al igual que las mismas condiciones recogidas en el convenio colectivo. Para ello, según explicaron, han acordado celebrar otro encuentro para negociar un nuevo texto que recoja estas reclamaciones.

Los trabajadores recordaron que los ingresos de esta entidad se destinan a obra social, mientras que con la venta, y según recogerán los pliegos, “solo se aportará a este fin el 2% de los ingresos”, informaron tras el encuentro en una rueda de prensa celebrada por el comité y los sindicatos UGT y CC.OO.

Los afectados han solicitado a la coordinadora insular de Recursos Humanos, al interventor y al Gobierno de Canarias que “paralice este procedimiento”, al igual que sostienen que no descartan otro tipo de medidas.

Al respecto, el Cabildo mantiene que la privatización de los casinos es una oportunidad para atraer a la Isla nuevas inversiones de forma que al margen del cambio de titularidad, esta venta se traduzca en generación de empleo y actividad económica. “Si conseguimos atraer inversiones con un nuevo producto turístico habrá más empleo, más competitividad y más actividad económica”, señalan en un comunicado. Explicaron que el precio inicial se está evaluando en estos momentos en función de los ingresos que generará la licencia y aún no está definido.

Entre los criterios de adjudicación, aparte del precio, se evaluará también el proyecto de inversión vinculado a la generación de economía en la Isla. El primero que saldrá a la venta será el de Las Américas y con posterioridad el casino de Puerto de la Cruz que pretenden “que vuelva a su enclave originario en el Taoro”. “Para ello ya se está concluyendo el pliego de condiciones para arrendar el edificio del Taoro, a través de un modelo similar al realizado en el Hotel Mencey”. Por último, insisten en que el proceso de privatización llevará aparejado la obligación de la subrogación de los trabajadores sin modificar sus condiciones laborales.