X
metropolitana>

Poesía en el tranvía

   

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

“Te digo que no vale / meter el sueño azul bajo las sábanas, / pasar de largo, no saber nada, hacer la vista gorda a lo que pasa,/ guardar la sed de estrellas bajo llave”. Si un día cualquiera, durante un viaje en tranvía, oye estas palabras, no se asuste: son los niños que recitan poesía. Como Daniela, Laura, Sara y Paula, alumnos laguneros de Primaria que durante un trayecto entre Santa Cruz de Tenerife y La Laguna han leído en voz alta versos de un poeta grancanario, Agustín Millares Sall, fallecido en 1989 pero que, como ocurre con los buenos escritores, resucita cada vez que un lector pronuncia sus metáforas.

Alumnos del colegio Prácticas Anejas, de La Laguna, durante un recital en el tranvía de Tenerife. | DA

Alumnos del colegio Prácticas Anejas, de La Laguna, durante un recital en el tranvía de Tenerife. | DA

Estos niños, con edades comprendidas entre 10 y 11 años, son alumnos del colegio Prácticas Anejas, de La Laguna, uno de los ocho centros educativos de este municipio tinerfeño que participan en esta original y poética iniciativa, puesta en marcha en febrero pasado por Metropolitano de Tenerife, con el respaldo del Cabildo Insular y la colaboración del Ayuntamiento de La Laguna y la Asociación Española de Lectura y Escritura.

“Te digo que no vale / que el amor pierda el habla, / que la razón se calle, / que la alegría rompa sus palabras, / que la pasión confiese: aquí no hay sangre”. Lo recitan estos niños acomodados en los asientos del tranvía, mientras a su alrededor, los viajeros más próximos a ellos, – unos con cara de asombro, otros con ademán de disfrutar del arte de la palabra y alguno que otro indiferente- van haciendo un cómplice silencio alrededor, mientras las metáforas se entremezclan con la voz automática de mujer que indica las paradas: Hospital, Las Mantecas, Gracia, Guajara, Museo de la Ciencia…

Auditorio cosmopolita
Junto a estos escolares recitadores siempre van maestros, que sostienen un pequeño altavoz de mano para que las voces de los niños puedan oírse bien en medio del chirriar de raíles, rasgueo de timple anunciador de cada parada, y las infinitas conversaciones de los viajeros de todas condiciones, razas, países, edades y gustos artísticos.

“Te digo que no vale / que el gris siempre se salga con la suya, /que el negro se desmande y diga ‘cruz y raya’ al júbilo del aire /”, sigue leyendo una voz de niña, en una atmósfera que se vuelve cada vez más íntima, mientras la realidad exterior pasa veloz, desdibujada en trazos sin sentido tras los cristales.

Laura, alumna de Primaria, recita unos versos de Agustín Millares Sall, durante un viaje en el metro ligero. | DA

Laura, alumna de Primaria, recita unos versos de Agustín Millares Sall, durante un viaje en el metro ligero. | DA

Estos recitales, que forman parte del proyecto denominado Leyendo en tranvía, comenzaron en febrero para conmemorar el Día de Las Letras Canarias y continuarán hasta junio próximo, con el fin de divulgar entre los viajeros creaciones de poetas canarios como Tomás de Iriarte, Pedro García Cabrera, Ernesto Rodríguez Abad o Domingo Manrique, entre otros.

Este proyecto contribuirá así a transmitir los hábitos de lectura – no solo entre los niños participantes, sino entre los adultos que forman la audiencia- y a mejorar el desarrollo de la competencia lectora y escritora de los escolares, como modelos de práctica social educativa, según explica Metropolitano de Tenerife.
“Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe / esconder la cabeza bajo el ala,/decir ‘no sabía’, ‘estoy al margen’,’vivo en mi torre, sólo y no sé nada’. / Te digo y te repito que no vale”.

Fin del poema. Fin de trayecto (parada de La Trinidad). Se oyen aplausos. Los niños recitadores se bajan contentos. Ellos han cumplido: no han pasado de largo, ni han querido no saber de nada ni han guardado su sed de estrellas bajo llave.