X
un domingo cualquiera > Gustavo Matos

Primarias abiertas; la experiencia valenciana – Por Gustavo Matos

   

Mucho tiempo ha pasado desde aquella noche de abril de 1998 en las que Borrell se imponía a Joaquín Almunia como un candidato alternativo al aparato de Ferraz, dando lugar a la primera experiencia de elección directa de un candidato a la presidencia de España por los militantes de su propia formación. La experiencia fue fallida. La bicefalia no funcionó y el resultado de aquellas primarias fue la mayoría absoluta de Aznar en el año 2000. El experimento se guardó en un cajón con una etiqueta en la que podía ponerse “no tocar”, pero como todo experimento a veces tiene consecuencias incontroladas y las primarias quedaron ya para siempre unidas al ADN de los y las militantes del PSOE. Tal es así que con más o menos intensidad definitivamente se incorporaron a la elección de los candidatos a distintas instituciones. Comunidades autónomas y grandes ayuntamientos principalmente. Pero siempre con la mirada recelosa del viejo aparato que prefería un sistema más controlado y menos predecible bajo la excusa de la unidad y de la responsabilidad, que se guardaba la carta de suspenderlas o permitirlas según las circunstancias. No obstante, la potente crisis de credibilidad por la que atraviesa la política, las instituciones, y el sistema en general en medio de una crisis económica que ha dejado desamparados a los ciudadanos que menos tienen, al PSOE no le ha quedado más remedio que dar un paso más en ese modelo de elección de sus candidatos y candidatas abriendo el proceso a la ciudadanía a través de un sistema de primarias abiertas al modelo francés. Así será para la elección del candidato a la Moncloa en noviembre. Cualquier español o española de más de 16 años podrá participar. Es una incógnita como resultará, si ese país que anhela una mayor participación en los asuntos públicos usará o no de un modo masivo el sistema. Si será lo suficientemente atractivo para movilizar a un electorado de izquierdas desanimado y desencantado.

Agazapados están quienes desean que el método fracase. En la Comunidad Valenciana acabamos los socialistas de inaugurar las primarias abiertas, un sistema que seguramente deberemos ir perfeccionando en cosas como la recogida de los avales, el acceso a los censos por los candidatos, etc. Pero que han sido un éxito absoluto. Más de 50.000 ciudadanos no militantes del PSOE han participado en ellas en un proceso limpio y transparente y ha conseguido encender la chispa de la ilusión por el cambio en un territorio que ha sido un cortijo privado de la derecha los últimos veinte años. Aún en Canarias no se ha decidido optar por este sistema de primarias abiertas, aunque nuestro secretario general ya le ha dado el visto bueno públicamente. Ahora toca impulsarlas, animar a los canarios y canarias a que participen, a que usen esta herramienta y que se involucren y formen parte activa de algo que puede ser el inicio de una apasionante aventura por soñar y hacer posible unas islas más justas para quienes menos tienen, para los que no tienen de todo y para los que siempre terminan pagando la factura de los excesos de los que todo tienen.

Gustavo Matos es Secretario de Política Municipal PSC- PSOE
@matosgustavo