X
la última (columna) >

Rajoy contra Rajoy – Por Jorge Bethencourt

   

En este momento, en España, hay un asunto que destaca sobre cualquier otro y que debería centrar el esfuerzo de quienes, desde unas u otras responsabilidades, se ocupan de los asuntos públicos: el paro. A partir de ahí, el resto de cuestiones debemos examinarlas desde el punto de vista de su contribución o no a resolver ese problema.

España es el país en el que más intensamente se han deteriorado la cuentas públicas en el curso de los últimos años. Un agujero fiscal, un déficit público que con toda seguridad superará el 6% del PIB y una deuda que se aproxima al 100% del PIB, con mucho la cifra más alta de la historia.

Y ante esta emergencia fiscal viene la gran ocurrencia. ‘Si falta dinero para cubrir mis despropósitos, subamos los impuestos’ se ha debido decir a sí mismo el presidente, desconociendo u olvidando que en un momento como este más impuestos significan menos consumo, menos inversión, menos actividad económica y más paro.

El presidente presenta (para subir los impuestos) una coartada. La coartada social. Se trataría de que los que más tienen hagan un esfuerzo de solidaridad para ayudar a los que más lo necesitan. La coartada es falsa porque el grueso de la subida de impuestos va a recaer sobre las clases mediad de nuestro país, mediante el IVA, el IRPF, los impuestos especiales (combustible, alcohol, tabaco…) e incluso, aunque resulte paradójico, los impuestos sobre la renta del capital.

Hoy nadie sostiene que las políticas de redistribución social se realicen a través de tributos. La vieja doctrina que atribuía un sesgo progresista a la imposición directa y estigmatizaba la indirecta, ha pasado a mejor vida. Hoy la política redistributiva se realiza a través del gasto público y no de los ingresos.

Con una caída brutal de los ingresos y un gasto público desbocado, la solución para cuadrar las cuentas públicas no es pedir más a los ciudadanos, que no están en condiciones de darlo, sino administrar mejor.

(Todas las frases en cursiva están entresacadas literalmente -eliminando anacronismos temporales- de un artículo de Mariano Rajoy (Más impuestos crearán más paro) secretario general del Partido Popular, del 27 de septiembre de 2009. Constituyen la mejor crítica que se puede hacer hoy a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España. Y demuestra que la coherencia, en este país, es un recurso natural más bien escaso.

@JLBethencourt | www.jorgebethencourt.es