X
tribuna>

Rajoy se apunta un tanto – Por Fermín Bocos

   

todos salieron contentos del encuentro en la Moncloa, pero es Mariano Rajoy quien se apunta el tanto al reunir por sorpresa a los secretarios generales de los principales sindicatos (CC.OO. y UGT) y los de las organizaciones patronales (CEOE y CEPYME). Un tanto que en términos de imagen apareja un plus en ese registro intangible que es el talante. La disposición al diálogo con quienes -en el caso de los sindicalistas de manera evidente- el Gobierno mantiene una discrepancia notable en materia de políticas sociales. Recordemos que la oposición sindical a la Ley de la Reforma Laboral desembocó en una huelga general. Dando por bueno el balance del encuentro en los términos que describe el comunicado oficial llegaríamos a la conclusión de que todos han salido ganando. El Gobierno, porque los interlocutores han compartido “la necesidad de combinar políticas que hagan sostenibles las cuentas públicas, junto con otras de impulso a la actividad económica y la inversión productiva, que generen empleo y garanticen una protección social adecuada”. Deducir de este párrafo que la política fiscal del Ejecutivo cuenta con la bendición sindical y patronal sería una exageración, pero el tono anuncia una modulación en las críticas. Por otra parte, si -como añade el comunicado- los reunidos estaban de acuerdo en “transformar el modelo de formación profesional para el empleo, apostando por el uso eficiente y transparente de los recursos públicos, así como una evaluación de su impacto”. Aquí no sería exagerado inferir que pese al descrédito caído sobre sindicatos y patronal por el tantas veces denunciado manejo fraudulento de los fondos de formación, el Gobierno está dispuesto a mantenerlos como interlocutores. Como digo, todos salen ganando. Si vamos más lejos y caemos en la cuenta de que faltan dos meses para las elecciones al Parlamento Europeo (25 de mayo), con la foto de esta reunión el Gobierno del PP le arrebata un argumento a sus rivales. Me refiero al PSOE y a Izquierda Unida, muy críticos con aquellos a quienes acusan de falta de sensibilidad social por haber impuesto una reforma laboral que abarata salarios y facilita despidos. CC.OO. es un sindicato de espectro ideológico amplio pero para nadie es un secreto su cercanía a los postulados de IU. Por eso creo que a Cayo Lara o a José Luis Centella, los líderes de esta formación, no les habrá hecho mucha gracia el encuentro sorpresa de la Moncloa. Sobre todo tras comprobar que Fernández Toxo hasta se puso corbata. Creo que la reunión también puede haber mosqueado a Alfredo Pérez Rubalcaba. Visto que Cándido Méndez sale en la foto y que hace unos días en una asamblea de UGT recibieron a Carme Chacón al grito de “¡Presidenta¡” “¡Presidenta¡”. Qué razón tenía el que dejó dicho que la política hace extraños compañeros de cama.