X
sucesos >

Rescatan a dos niñas alemanas desamparadas en una cueva del Sur

   
Imagen de la cueva de la Montaña de Guaza, en Arona, donde moraban las dos niñas alemanas con un extraño. / DA

Imagen de la cueva de la Montaña de Guaza, en Arona, donde moraban las dos niñas alemanas con un extraño. / DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Efectivos de la Policía Turística de Arona rescataron ayer a dos niñas de origen alemán que habitaban junto a un extraño en una cueva de la Montaña de Guaza, según información confirmada por fuentes oficiales. La madre de las pequeñas ya ha sido arrestada por abandonar a estas pequeñas, de 10 y 7 años de edad, con el que consideraba un conocido y que, eso sí, las llevaba al colegio todos los días. Los hechos se remontan a finales del mes de enero a cuenta de un servicio prestado en una zona de acampada del término municipal referido. Concretamente, a las niñas se las localiza aquel día viviendo con su madre en unas casetas de campaña ubicadas en un terreno anexo a la playa del Callao, dándose parte a la Concejalía de Asuntos Sociales para que se haga cargo de su situación.

Esta primera intervención de los especialistas en infancia provoca que las niñas vuelvan a ser escolarizadas. Sin embargo, el arresto en días pasados de un supuesto amigo de la madre, un varón de nacionalidad tanzana, vuelve a poner a los agentes sobre la pista de las niñas alemanas. Al volver a la citada zona de acampada, los moradores del lugar comunican su preocupación por las niñas, ya que hace días que no las ven y que su madre ha sido vista a altas horas de la madrugada sin ellas. Cuando al fin dan con la madre los agentes de la Policía Turística, reconoce que ha dejado a las niñas con un conocido, también de nacionalidad alemana, que se ha comprometido a hacerse cargo de ellas y a llevarlas al colegio, como efectivamente ha hecho durante los dos meses transcurridos. La madre pide a los agentes que se hagan cargo de las niñas al reconocerse incapaz de atenderlas. Así las cosas, la madre señala el lugar donde están ahora las pequeñas, que resulta ser una cueva en la montaña de Guaza que no reúne, ni de lejos, las mínimas condiciones que requieren menores de tan corta edad. Los agentes han puesto en conocimiento de estos hechos a las autoridades, incluida la Fiscalía de Menores, que ha decretado el desamparo de las niñas y ha iniciado los trámites para localizar en Alemania a los abuelos para que se hagan cargo de las mismas, ya que del padre no hay noticia alguna.