X
POLÍTICA >

Rivero: “No nos empujen, queremos estar en España”

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha pedido este viernes al Gobierno de Mariano Rajoy que “no empujen” al archipiélago fuera del país con medidas que, en lugar de ayudar a conseguir un trato diferenciado, “sólo sirven para alejarnos”. “No nos empujen, queremos estar en España”, recalcó.

En el acto de clausura de las jornadas Conectados a Europa: retos globales, soluciones canarias, que se celebran en Tenerife, Paulino Rivero dijo que mientras algunas comunidades “quieren romper los hilos con España”, en Canarias “apostamos por estar en el Estado” y “no hay una situación de tensión generalizada que ponga en riesgo ese compromiso”.

El presidente abogó por la aplicación de instrumentos para que Canarias pueda estar en las “mismas condiciones” que el territorio continental. Así, incidió en la necesidad de abordar “de forma urgente” la reforma del sistema de financiación para que sea “más justo”, evitando que la crisis territorial que vive el país se resuelva “en detrimento” de las comunidades más pobres.

Al mismo tiempo, consideró necesario un ámbito competencial que ayude a mejorar el desarrollo social y económico de Canarias, así como un Régimen Económico y Fiscal (REF) que “se adapte a la nueva realidad y que se cumpla”, subrayó.

Por otro lado, Paulino Rivero se refirió a la “crisis de credibilidad” que ha surgido en Europa. “En un periodo donde esperábamos un impulso en el afianzamiento del proyecto político europeo, se ha producido un debilitamiento y ha primado lo económico a lo social y a la unidad política”, indicó.

No obstante, a pesar de esta crisis de confianza, quiso dejar claro que Canarias cree “firmemente” en el proyecto europeo y “sigue confiando” en las instituciones europeas.

Por último, pidió a los medios de comunicación europeos que “no traten a Canarias como se trataba antaño a los territorios alejados” en asuntos como el petróleo, ya que, dijo, “las instituciones canarias se han expresado en contra de que se hipoteque el futuro del archipiélago por parte de quienes quieren unos recursos que ponen en riesgo nuestro plan de acción para los próximos años”.