X
santa cruz >

Santa Cruz registra solo 10 peticiones para obra mayor nueva en 2013

   
edificio viviendas en construcción

Esta imagen prácticamente ha desaparecido de la capital. | DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz

Los datos de la actividad de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Santa Cruz permiten tomar el pulso a la ciudad en cuanto a su discurrir económico se refiere, concretamente en lo relacionado tanto con la edificación como con los negocios que abren sus puertas en la ciudad. En 2013, solo se tramitaron en Urbanismo 10 licencias de obra mayor de nueva construcción, cuatro menos que en 2012, cifra que si se compara con la de la otra capital de provincia, Las Palmas de Gran Canaria, es cuatro veces menor. De esa decena de expedientes nuevos, solo dos fueron resueltos en el mismo año, mientras que otros 61 también llegaron a su fin, aunque se inició su tramitación en años anteriores a 2013.

Con respecto al número de licencias para reformas, actividad en la que el sector de la construcción está sustentando los trabajos de más envergadura en estos años de crisis, fueron 87 los expedientes iniciados, aunque los resueltos se elevan hasta los 140 (incluyendo los de otros años). Los que se presentaron y se resolvieron dentro del mismo año fueron 51. De nuevo, si se compara este apartado con Las Palmas, el resultado es que los expedientes de reforma de nueva tramitación fueron 159, casi el doble que en el caso de Santa Cruz de Tenerife, donde Urbanismo registró 87 expedientes iniciados.

El otro gran motor, si no el único, para toda una serie de empresas del sector de la construcción que no tienen capacidad para los grandes proyectos es el de la obra menor (cambiar el baño, reparar humedades o pintar habitaciones). En este apartado, el número de expedientes iniciados volvió a crecer, como ya ocurriera en 2012, para llegar hasta los 1.630 expedientes, de los que 1.408 se solventaron durante el mismo 2013. En total, se dieron por resueltos 1.755, incluyendo a los de otros años. En Las Palmas el número de licencias tramitadas fue de 1.113.

La tercera pata en la que se asienta el trabajo de la Gerencia de Urbanismo tiene que ver con la concesión de licencias de apertura de actividades que en 2013 alcanzó la tramitación de 59 clasificadas y de 292 de carácter inocuo. En ambos casos se finalizaron los expedientes dentro del mismo año.

Calidad

Lo que sí parece claro, atendiendo a los datos proporcionados por la Gerencia, es que en este último apartado, en el de licencias de actividad, es en donde mejor funciona el área, puesto que atendiendo a los indicadores de calidad, el porcentaje de concesión de licencias en menos de tres meses alcanza el 100% en este apartado. En obra menor se llega hasta el 70%, mientras que en lo que se refiera a obra mayor se consigue un cero y en reforma el 28%. En la otra capital, estos indicadores de calidad, en los tres casos, superan el 80%.

La comparativa entre una y otra capital ha sido realizada por la concejal del PP, Ana Zurita, como parte de la pregunta sobre la actividad que desarrolló la Gerencia de Urbanismo en 2013. Para la edil, esta comparativa permite poner de manifiesto que “la escasa inversión en obra nueva y en proyectos de más relevancia en la ciudad frente a Las Palmas se debe a la falta de credibilidad e inseguridad jurídica que está ofreciendo este Ayuntamiento al tener absolutamente paralizadas todas las operaciones urbanísticas y no adoptar ni una sola medida en aras de favorecer la inversión y la actividad edificatoria y empresarial”.

En cuanto a lo positivo de las cifras de las pequeñas obras, Zurita afirma que “hay que agradecer el enorme esfuerzo de los vecinos y pequeños empresarios autónomos por crear empleo y por mantener la actividad y dar un servicio a esta ciudad, no al Ayuntamiento”.

El 53% de los expedientes carece de localización

Resulta muy llamativo que, en las cifras referidas a los indicadores de situación, la propia Gerencia Municipal de Urbanismo reconozca que en muchos de los expedientes no se ha cumplimentado la información relativa a la situación geográfica de dónde se va a hacer la obra en cuestión, lo que resta fiabilidad a este indicador. Así, de los 1.956 expedientes resueltos en 2013 en los tres apartados de edificación (obra mayor, menor y de reforma), se desconoce la localización de más de la mitad (del 53%), algo que hace, según Zurita, que los datos totales no sean creíbles: “Es difícil dar una licencia o fiscalizarla sin saber dónde está situado el inmueble”. Con respecto a las obras que sí están localizadas, en el apartado de reformas, el mayor número se concentra en el distrito Centro-Ifara, con 25 obras, y las que no tienen ubicación suman 97. En lo referente a las obras mayores, el número más alto es de nuevo para el Centro-Ifara con 4 y de otras 48 se desconoce su localización.

Por último, las obras menores también se localizan mayoritariamente en el distrito Centro-Ifara, con 453, seguido por el de Salud-La Salle con otras 245 licencias. De nuevo, el mayor número de expedientes resueltos en este apartado de obras menores se va para los que no están localizados, con 895 licencias.