X
maldito parné >

Sí al comercio ‘on line’ – Por María Fresno

   

En un mundo donde el único vocabulario entendible parece ser el de Facebook, Twitter, Tuenti, Amazon o Ebay. Donde navegando por Google podemos enterarnos de casi todo, o donde la interconexión ya no tiene barreras, el comercio electrónico sigue siendo una asignatura pendiente, especialmente en Canarias donde el mar que nos rodea es nuestro peor enemigo. Enviar o recibir cualquier mercancía desde o a Canarias por un particular o una empresa es una auténtica pesadilla. Trámites engorrosos y costosos que dilatan un proceso que puede hacerse con un simple click. Pero ahora esto se acabó. La Agencia Tributaria y el Gobierno de Canarias, por fin, se han puesto de acuerdo para dar un impulso al comercio on line y simplificar los trámites. Sin duda, una gran noticia, no solo para los que somos asiduos a Amazon, sino para las empresas que quieran ampliar su mercado y los emprendedores que busquen una oportunidad más allá del Archipiélago. A partir del próximo mes de abril, cualquiera (particular o empresa) podrá tramitar el DUA de importación sin ningún coste así como hacer los despachos de la mercancía sin tener que pasar por aduanas o por las empresas de mensajería que, por cierto, machacan a los usuarios con precios desproporcionados. Algunas llegan a cobrar hasta 40 euros de más por hacer un despacho que el cliente no ha autorizado. Es más, cuando les dices que te haces cargo de los trámites también te cobran por darte la documentación. Un negocio redondo, ya que la mayor parte de los clientes, bien por desconocimiento o bien por comodidad, prefieren pagar. Estamos en un mundo globalizado donde ser competitivos es la única esperanza para impulsar la economía de la región. Las posibilidades que nos da internet de poder estar en contacto y hacer negocios con China, Rusia, Alemania o Estados Unidos (impensable hace unos años) no pueden verse frenadas porque unos cuantos quieran hacer el negocio del siglo o porque las administraciones no tomen cartas en el asunto. Son muchas las empresas que han cerrado en las Islas al ser incapaces de dar respuesta a un mercado exterior que demanda cada vez más servicios. El comercio electrónico, más allá de agentes de aduanas y de empresas de mensajería, debería estar al orden del día y hacerse con la inmediatez de un click. Si no aprovechamos las nuevas tecnologías para ser más competitivos correremos el riesgo de estar en la cola de todo por los siglos de los siglos.

@MariaFresno72 | www.mfresno.blogspot.com