X
entre cortados>

Sinsentidos consentidos – Por Arun Chulani

   

Marca mi reloj las 22.43 y yo aquí, escribiendo un poco de todo. Más bien, siendo sinceros, escribo de nada, encadenando palabras de una forma u otra. Unir baile con canción, lápiz con papel, sabiduría con pensamiento. Pensar sin pensar apenas. Pena me da pensar que los hay que viven su presente en el pasado sin futuro, como si hubiera otro ayer. Como si no hubiera mañana, mejor, para los que quieren vivir el presente, al máximo, al límite. Tampoco hay otra opción disponible, al parecer. Parece, más bien, que existe por ahí un tal destino o sino que no hace trampa, sino vive contigo. Y con él; también con ella: cada uno tiene el suyo. Su yo interno y externo cada invierno, ahora primavera, que la sangre altera. Y tanto que altera… de cualquier manera. 22.58. Qué te digo, qué te cuento… que quedan dos minutos para las once, aunque el cupón del día del padre no tocó. Pero yo, oiga usted, me quedé el mejor padre en el reparto. Somos dos, así que lo comparto. Es parte de la tinta, del conocimiento, de la destreza. Ay, mi cabeza, que por unir, ya no sé ni lo que digo. Digo sinsentidos consentidos: sin sentido para tantos, con sentido para muchos. ¿Queda claro? Más bien, oscuro… 23.14. Casi en orden. Los ojos se me cierran y mis dedos, uno tras otro, se ven tecleando sin razón ni por qué. Porque me gusta o, quizás, porque es lo que toca. Y no señor, no: esto no es el juego de la oca. Es, más bien, lo que mi boca quiere decir pero no decir, lo que prefiere escribir únicamente (con posibilidad de delete) y sin inmediatez para enviar el asunto. Punto. No busques, que no hay más. Mas si lo hubiera, no sé qué puedes encontrarte. Esas cosas se las dejo al destino, a mi sino, que si no, vamos, me hago adivino… ¡y a vivir del cuento! Un momento, las 23.29… qué tarde. Qué pronto se nos ha hecho tarde entre tanto sinsentido consentido. Qué tarde para los que viven en el ayer, y qué pronto para los del mañana… Qué mañana, ni qué mañana. Párate, reloj, que yo me bajo aquí… 23.30.

@arunchulani