X
primarias en el PSOE >

Temblores sísmicos en el PSOE

   
PSOE Lola Padrón, José Miguel Pérez y Francisco Hernández Spínola

Lola Padrón, José Miguel Pérez y Francisco Hernández Spínola. / SERGIO MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los escaños del PSOE en el Parlamento de Canarias -especialmente los tres de Tenerife- tiemblan más que la prima de riesgo cuando se menea. Los diputados procuran no levantarse a la ligera por miedo a caerse. Cuando no les queda otra que hacerlo van arrimados a la pared, porque las chuchillas están afiladas.

A poco más de un año para las elecciones autonómicas, los dientes de las listas cremallera (hombre-mujer o viceversa, alternativamente) muerden y la perspectiva de las primarias nubla la vista de quienes aspiran a ir en alguna candidatura con la mirada puesta en algún cargo de representación institucional.

Hace unos meses casi nadie daba un duro por José Miguel Pérez y ahora parece que al vicepresidente del Gobierno le cunden los ahorros. Lo que son las cosas: adversarios acérrimos en épocas no muy lejanas se ofrecen como aliados estratégicos.

El precio de la operación no sería un inconveniente. Como quiera que en las tareas orgánicas es un “desastre” (fundamentalmente, porque “no le gusta”), el trato consiste en aplicar la fórmula del tándem: a José Miguel Pérez lo auparían a la candidatura en 2015 a cambio de que cediera la secretaría general a una persona de su confianza.

Según ha averiguado este periódico, Pérez se lo está pensando. No se le escapa que sus opciones son escasas si compitiera por el cartel con una cara natural, sin cirugía estética ni maquillaje. Por eso le interesa llegar a un acuerdo, complementario al pacto secreto con Paulino Rivero para repetir la coalición.

Escribió Gabriel García Márquez que la vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir. Antes, Miguel de Cervantes decía que el tiempo suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades. A juicio de Felipe González, “la libertad se pierde cuando se empieza a temer”. En tales circunstancias, la situación del PSOE es un poema con versos sueltos y rimas asonantes.

La eventual concurrencia de Gustavo Matos asusta en ciertos sectores del partido. Aunque el director general de Comercio y secretario de Política Municipal de la ejecutiva regional todavía no ha exteriorizado su decisión, puertas adentro se cuenta con él y se maniobra sobre esa hipótesis. Tanto es así que los sismógrafos han registrado numerosos movimientos tectónicos de intensidad variable. Si bien nadie se ha puesto en contacto directamente con Matos para intentar convencerlo de que se retire, algún dirigente próximo a José Miguel Pérez se ha reunido con el entorno del portavoz de la plataforma de opinión Bases 20.20 con la misión de facilitarle la tarea al jefe. La generosidad del negociador no ha resultado lo suficientemente motivadora. “En el supuesto de que me presente, tengo claro que no voy a prestarme a un paripé”, avisa el propio Gustavo Matos.

Por lo demás, satélites de la órbita del Ejecutivo gravitan alrededor del alcalde de Adeje y miembro de la dirección federal, José Miguel Rodríguez Fraga.

Matos: “Valencia es un ejemplo”

El hecho de que en el proceso de primarias en la Comunidad Valenciana hayan participado “50.000 personas que no son militantes, prácticamente el triple de los afiliados”, se considera “un éxito que deja en evidencia a quienes deseaban que salieran mal”. Así lo cree Gustavo Matos. “No es un buen día para los agoreros”, declaró ayer al DIARIO el dirigente del PSOE canario del foro Bases 20.20 en referencia a la elección de Ximo Puig, frente a Toni Gaspar, como candidato a la Generalitat en los comicios de 2015. “Esto indica que la ciudadanía está por la labor de aprovechar este cauce de participación”, comenta Matos. “La gente está cansada de que los políticos la engañen y de que se trapichee a sus espaldas”, apostilla. Si en Canarias se altera el calendario fijado por el comité federal (septiembre), sería para retrasar la fecha.