X
tribuna > Indra Kishinchand López

Tiempo incompleto – Por Indra Kishinchand López

   

Deberías saber que fui feliz y triste, pequeño y triste; que soy eterno y efímero.

Deberías saber que guardo recuerdos a pesar del olvido, que vivo a pesar de las ausencias, que sigo aun con dolor.
Deberías saber que soy remordimiento y melancolía, pasión y soledad; que busco luz en la oscuridad, que mis silencios y los tuyos son las fronteras que nos separan.

Antes de comprometerte deberías saber que tengo vestigios de demencia, arranques de locura; que viviré para siempre aunque te pierda, que seré sin tu distancia. Antes de vivirme deberías saber que a veces mi mundo es acostumbrado e ilógico, que existo en una revolución continua y continuada.

Deberías saber también que soy agua y arena, que soy contradicción, desespero y convicción; que convierto en aire un para siempre.

Querido, antes de decir que sí, deberíamos dejar las reglas claras: yo soy el tiempo. No quiero que me encierres en un reloj, ni en un calendario, ni en una agenda, ni en tu cabeza.

No me recluyas porque saldré corriendo, una y otra vez hasta hacerte desaparecer. Ya sabes lo que eso significa y, en ese caso, no seré yo quien salga perdiendo.

Y ahora, antes de irme, deberías saber que soy como los rayos de sol en invierno, como nieve en la playa; que dudo de todas mis certezas más de lo que me gustaría, y que, a pesar de todo, solo seremos juntos.