X
cuadernos de áfrica>

¿Y Libia? – Por Rafael Muñoz Abad*

   

Pudiendo hablar de las estupideces y demagogias soberanas con las que algunos medios progres y “superempáticos” de este loco país lanzan proclamas en lo relativo a confundir la seguridad nacional, con que Ceuta sea la casa del amor donde no debe haber control fronterizo alguno, o acudir al serial Pistorius que entretiene a la complicada Sudáfrica, optaré, por una de las especialidades de la casa. Si algo me gusta, es zurrarle a la Union Europea y su doble rasero a la hora de actuar en el continente africano. El derrocamiento de Gadafi fue una chapuza respaldada por la UE que ahora muestra unas consecuencias que a la larga pudieran ser muy peligrosas. ¿Y que hace Bruselas?; lo que mejor se le da; mirar para otro lado. Libia podría tornarse en una Somalia con petróleo a las puertas de Europa. Bengasi y Trípoli son ciudades gobernadas por bandas y señores de la guerra que posiblemente tengan lazos con el integrismo islámico y las mafias de la inmigración. Y ahora sumemos a los señores del petróleo. Un endemismo local del hampa que ha convertido la franja costera del Golfo de Sirte en un petro Estado dentro del total desgobierno que es Libia. Este sindicato del crimen decide el cómo, cuándo y cuáles buques tanque son despachados. Una versión africana de las sociedades costeras y el filibusterismo antillano. Un efecto llamada a la privatización de lo militar. La derivada inmediata, debida al vacío de poder tras la huida de Gadafi, fue el desvalijamiento de los arsenales de armas convencionales del profundo sur libio que acabarían por catalizar los alzamientos militares en Mali; demás que decenas de facciones se hayan armado trufando el Sahel de inseguridad. Libia se ha revelado cual fiel suministrador [irregular] de armamento a buena parte del continente. Sus caudillos y señores de la guerra alimentan conflictos latentes bien sea armando a guerrillas o a los habituales movimientos africanos para liberación de aquello o lo otro. Una panda de desalmados equipados con kalashnikovs capaces de cualquier acto. Una vez más, la Unión Europea y sus ineptos dirigentes hacen gala de un gran sentido de la irresponsabilidad.

cuadernosdeafrica@gmail.com
*CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL